El autónomo colaborador y su vigencia en el tiempo

Para que se cumpla la figura del autónomo colaborador deben darse ciertas condiciones.

¿Cómo funciona la vigencia del autónomo colaborador?

Con el tiempo, esta figura presenta limitaciones si desea mantenerse. En las empresas es cotidiano que sus integrantes autónomos tengan un círculo formado por personal de confianza.

El autónomo colaborador es una figura frecuente en dichos círculos, ya que da el aspecto jurídico a esta cooperación.

Los deberes del autónomo colaborador y la manera de percibir su remuneración no siguen una pauta fija extrapolable a todos los contextos profesionales.

¿Qué es un autónomo colaborador?

Este personaje es aquel familiar cercano del titular de negocio, que trabaja e incluso vive con este. Existen casos en donde estos poseen parentesco en segundo grado de afinidad o consanguíneo.

Otra característica de este autónomo colaborador es que este no trabaja de manera propia.

Esto significa que hijos, hermanos, padres o cónyuges pueden ser autónomos colaboradores, solo si estos cumplen con las peculiaridades antes mencionadas.

¿Por cuánto tiempo dura este amparo?

El mínimo de tiempo de un individuo para estar bajo esta figura se podría definir como indefinido.

Esta duración para el autónomo colaborador solo se mantendrá si las características permanecen exactamente igual a cuando se comenzó la relación.

En el campo jurídico hay incertidumbres con respecto a la necesidad de conservar una relación, ya que en las últimas normativas no se nombran como requisito para ser un autónomo colaborador.

Pese a esto, en anteriores normativas sí denominan la convivencia como requisito. Es por ello que para estar plenamente seguros y sin ningún inconveniente, lo aconsejable es mantener la convivencia.

Beneficios

No es frecuente que los autónomos colaboradores se den de alta en la Hacienda, al contrario de los autónomos convencionales.

Los autónomos colaboradores no tienen que hacer las declaraciones trimestrales del IVA ni el pago fraccionado del IRFF, debido a que estos procedimientos solo son realizados por el titular del negocio.

Desde el 2012, los autónomos colaboradores tienen la ventaja de la disminución del 50% durante 18 meses en las cuotas.

En caso de separación

Un ejemplo es si un cónyuge decide independizarse o divorciarse no podrá optar por esta ventaja. En ese caso, sería contratado por la pareja o tendría que finalizar su relación con el RETAO.

A su vez, la persona que desee darse de baja, tendrá que descargar de la web de la Seguridad Social el formulario módulo TA0521/2, con su DNI, libro de familia y copia de Hacienda del trabajador autónomo.

Esto garantiza que la solicitud de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos sea efectiva.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...