¿Cuestan realmente más los productos para mujeres?

Los productos dirigidos al público femenino suelen tener costos más elevados que los masculinos.

¿Qué tan costosos son los productos para las mujeres?

En la actualidad no pareciera descabellado afirmar que ser hombre es mucho más fácil. Y de esto no escapan los grandes mercados. Ser mujer sale caro.

Y eso lo demuestra la tan nombrada Tasa rosa, concepto que se ha hecho popular porque las desigualdades económicas entre hombres y mujeres se agudizan día con día.

Desde los año 90 se comenzó  a hablar de este concepto que se refiere a las diferencias abismales que existen entre los precios de los productos que están destinados para las mujeres, en comparación a los que  van dirigidos al consumo de los caballeros.

Y lo peor es que es muchas féminas sufren esta arremetida sin darse cuenta. Es una cuestión de géneros que muchas de ellas pasan por alto, quizás porque suelen pensar que sus derechos ya están conquistados.

El marketing hace de las suyas

La publicidad, la necesidad que tienen las marcas de hacerse conocidas y de atraer a más compradores desembocan en estrategias despiadadas donde los intereses económicos se anteponen a los intereses de los consumidores.

El marketing que se encarga, en gran medida, de esto ha hecho que los productos se distingan  a pesar de tener la misma función y hasta los mismos componentes. 

Las empresas apuestan a diferenciar los productos para mujeres y para hombres dependiendo de sus necesidades. Sin embargo, en muchos casos solo se reconocen por el color de su envase o envoltorio. Nada más.

¿Qué es lo preocupante? Que a pesar de no ser tan distintos sus precios si varían y adivinen quiénes salen perdiendo, pues las damas y esto es lo que de verdad se conoce como Tasa rosa: la tendencia de vender los productos femeninos a un precio más elevado.

En todo el mundo

  • En España las diferencias son muy marcadas. La precariedad laboral es preocupante para las mujeres, quienes ganas 30% menos que los hombres.
  • En Argentina las mujeres pagan hasta un 30% más por lo productos femeninos que adquieren. Entre ellos: pastillas como el ibuprofeno del que tantas marcas han sacado su versión femenina aludiendo malestares únicos de mujeres.
  • En Estados Unidos las mujeres gastan 7% más que los hombres en los mismos productos. Además, destinan un 42% más que los hombres por productos dirigidos a ambos sexos.

Algunos ejemplos

Cuidado en el supermercado, farmacia o tienda. Estos son algunos productos que están regidos por la Tasa rosa:

  • Higiene íntima: cuchillas de afeitar, champú, cremas, jabones.
  • Peluquería.
  • Juguetes para las niñas.
  • Chocolates.
  • Ropa femenina

Y, ¿para qué seguir enumerando? Ya vez que la Tasa rosa tiene ganada gran parte de la lucha. Sin embargo, si algo está claro es que se debe parar su efecto y esto, no solo depende de las empresas sino de los consumidores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...