Cuentas nómina: una moda que crece en las entidades bancarias

Las cuentas nómina aparecieron en el mercado para quedarse. De hecho, casi todos los bancos ofrecen a sus clientes una cuenta con este tipo de condiciones.

nomina

No es la primera vez que en nuestro blog hablamos de la ventaja que supone disponer de una cuenta nómina frente a una cuenta corriente o de ahorro común. De hecho, en el caso de que seas un trabajador, deberías echar un vistazo a la amplia oferta que existe en el actual mercado bancario sobre este producto. Casi todas las entidades cuentan con al menos una oferta de este tipo, y en prácticamente todos los casos las comisiones se reducen o quedan en cero euros por los servicios más básicos, y dependiendo de cada entidad, hay opciones extras que te permiten mayor ahorro en costes, o conseguir ciertos descuentos exclusivos.

Sin embargo, aunque por su nombre parezca que solamente se incluyen a los trabajadores en activo y por cuenta ajena, las cuentas nómina más habituales ofrecen también opciones de contratación a otros colectivos. De hecho, si has pensado en solicitar un producto de este tipo, pero crees que no cumples el perfil precisamente porque no tienes un contrato ligado a una nómina, deberías de preguntar en tu entidad habitual. Este tipo de cuentas bancarias también se ofrecen a autónomos o pensionistas siempre y cuando se garantice un ingreso mensual mínimo.

La cuantía de ese importe mínimo para poder optar a una cuenta nómina sin tener una nómina real depende de cada entidad. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, la mejor de las opciones es optar precisamente por acudir a la entidad y preguntar por las opciones que pueden ofrecerte según tu perfil. En todo caso, no descartes que por el hecho de no tener nómina, no puedas tener uno de estos productos con los que ahorrarte un buen dinero en comisiones, y al mismo tiempo aprovecharte de las demás ventajas que se asocian a ellos.

El hecho de que son cada vez más los clientes interesados en ahorrarse costes no necesarios hace que sean más y más las opciones que nos ofrecen los bancos, bien sea bajo las cuentas nóminas tradicionales, o mediante otras contrataciones que se rigen por la norma de unos ingresos fijos al mes y algunos requisitos más en el caso de colectivos específicos. Y siempre que supongan pagar menos en cuotas y en servicios bancarios son una opción que no se debería perder de vista para mejorar las economías domésticas. ¿No te parece? ¿Tú ya tienes algún producto bancario de este tipo?

Imagen: blickpixe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...