¿Cuánto debería subir el salario mínimo para no provocar efectos colaterales?

Para mantener un equilibrio económico, el salario mínimo no debe subir desproporcionadamente.

¿Qué tanto debe subir el salario mínimo?

Subir el salario mínimo resulta una compleja decisión que genera polémica. Si bien desde 2015 resulta necesario luego de que el BCE permitiera el saldo de compras de deuda y el empleo comenzara a crecer, el temor es inevitable.

El 3% adicional de contrataciones en el territorio español es un buen indicador. Pero, cuando vamos a estudiar los beneficios económicos, precedentes a la crisis, y lo comparamos con el salario medio, resulta también inevitable su inferioridad.

Además de que luego de esto, todo pareció ponerse al tanto y a la par. El empeoramiento de la situación fue tan innegable como la misma polémica de aumentar la reivindicación salarial.

Antecedentes a subir el salario mínimo

En 2017 fue acordado, entre juntas de sindicatos y patronales, una ruta para realizar paulatinas subidas del salario. Aunque al comienzo resultase algo ambiciosa y hasta arriesgada, era prioridad evitar la incertidumbre fantasiosa.

Si ya se tiene un escenario delicado en el que las condiciones pudiesen cambiar en torno a sí, sumar presión y peso por criterios prematuros tampoco resulta la opción ideal.

Más cuando se observaba la reforma laboral del Partido Popular. La negociación colectiva había sido parte de su temática de trabajo, llegando a un punto positivo: el acuerdo entre sindicatos y empresarios.

¿22%? ¿Era necesario?

Ahora bien, la suma establecida de 22% que se ha dicho en 2018 resulta una barbaridad. De hecho, Pablo Echenique, del mismo partido de Pedro Sánchez, ha debido reconocerlo así.

En primer lugar, rompe la negociación colectiva pautada anteriormente durante el periodo de PP. Y es contraproducente que un gobierno legisle a contrario de algo tan difícil de lograr como son los acuerdos sindicales – empresariales.

Por otro lado, la previsión del PP y del actual gobierno, el consenso económico no pinta tan mala cara. Proyecciones de 2019 señalan que en el peor de los escenarios, España ganaría 250 mil nuevos empleos.

Pero, no se debe cantar victoria

¿Cuánto debería subir el salario?

Subir  22% sin medir el impacto que tendrá es una polémica estruendosa. Desde hace 500 años sabes que, aunque no en el corto, en el mediano y, peor, en el largo, tendrá su correspondiente efecto sobre la productividad.

El hacer es tan simple como subir el salario de forma gradual, a su vez que se mejora la red de asistencia social. Además de una inserción efectiva, evitará:

  • El retraso de la normalización de su tasa de paro, próxima a 30%.
  • La elevación de la precariedad, contratos de tiempo parcial.
  • La espera de un resurgimiento económico tan anhelado.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...