¿Cuándo se declara la renta de un piso turístico?

Si tienes un piso turístico, se deben cumplir ciertas condiciones para incluirlo en tu declaración de renta.

¿Cuándo declaras la renta de un piso turístico?

Airbnb y Homeaway son plataformas que han difundido el llamado alquiler con fines turísticos. En otras palabras, aquella persona que es dueña de un piso  o un inmueble dice alquilarlo a turistas por momentos muy cortos de tiempo y que consigue unos beneficios por ello.

Con respecto a este tema, Arturo Jiménez, director del gabinete de estudios de la Asociación Española de Asesores Fiscales, enfatizó que cualesquiera sean los ingresos logrados están sometidos al Impuesto sobre la Renta.

No obstante,  dependerá de cada proceso y, fundamentalmente, de la adición de todas las rentas del contribuyente.

Casos donde se suman menos de 1.000 anuales

En el caso de estas plataformas, no asumirá el deber del anfitrión cuyas rentas totales alcanzadas, por todas las percepciones viables, no sobrepasen los 1.000 euros anuales. Este es uno de las obligaciones para tener que declarar o no.

Un ejemplo es que si los únicos ingresos al año son por el inmueble turístico que se alquila, y estos no alcanzan los 1.000 euros, no hay la obligación de declarar. Pero, si por la plataforma se obtiene 950 euros al año y por otros medios recaudas 5,000 euros más en el mismo tiempo, sí se deben declarar.

Otros tipos de rendimiento

Estas entradas pueden ser estimadas de diferentes maneras: están los rendimientos de capital inmobiliario, que es cuando el anfitrión o propietario que alquila no brinda actividades comerciales de alojamiento habituales (cambio de sábanas, comidas o limpieza,).

Si los ejecuta, los logros por la plataforma estarán razonados como rendimientos de una actividad económica.

Si quien alquila es el subarrendatario o inquilino del inmueble, y posee un contrato que se lo consiente, las ganancias alcanzadas se nombrarán rendimientos de capital inmobiliario.

Todos se deben declarar si sobresalen los 1.000 euros anuales, abonándose al IRPF.

Jiménez resalta que se debe considerar en todo momento que será el propietario o propietarios del inmueble a quienes se les deberá imputarse los ingresos en la declaración.

Alquiler de un fragmento de la residencia usual

Es el mismo caso si se está arrendando una habitación de la residencia usual del dueño.

No obstante, en el proceso de los favorecidos de la deducción por lucro de vivienda habitual (desvanecida desde el 1 de enero del año 2013) estos compensarán a deducir de ese cálculo la porción conforme que incumba a la habitación que arrienda.

De igual manera, los consumos deducibles tendrán que ir en proporción con el área de la cuarto notificada sobre el total de la residencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...