Crear listas es la clave para clasificar los gastos

¿Sabías que crear listas puede ayudarte a controlar tus gastos? Descubre cómo

Crea listas y clasifica tus gastos

¿Se te han pasado algunos gatos? ¿No sabes de qué artículo son las facturas que has conseguido? Bueno, la realidad es que recoger los facturas y recibos y posteriormente anotar los gatos no es lo más recomendado.

Por suerte hoy hemos desarrollado para ti una técnica infalible para clasificar tus gastos. Como verás a continuación es bastante sencilla de hacer y sus resultados son extremadamente positivos para ti.

Beneficios de la lista

La posibilidad de anotar todos los gastos en conjunto en un solo papel. Con ello estarás al tanto de cuánto dinero has gastado en la semana o en el mes. Adicionalmente, al realizar esto también lograrás saber una incógnita bastante frecuente; ¿gano más de lo que gasto, o gasto más de lo que gano?

Por otro lado, las facturas y recibos que nos dan por la compra de algún producto o servicio contienen información importante y de interés. No utilizarla sería una pérdida total de ellas.

¿Qué gano con la lista?

  1. Monto total de tus gastos divididos por grupos. Por ejemplo, alimentos, pasatiempos, vestimenta entre otros.
  2. Establecerás límites de gastos por grupo o categoría. Esto te ayudará con tu presupuesto familiar.
  3. Lograrás ahorrar más dinero. Intenta hacer un plan de ahorro.
  4. Determinarás cuáles son tus gastos fijos y los variables.

Como te has dado cuenta con una lista de gastos dividido en grupo o categoría es más sencillo limitar la pérdida de dinero y establecer un plan de ahorro. Y por si no lo notaste, te servirá para crear una técnica para salir de deudas. En pocas palabras, tendrás control total de tus finanzas.

Recuerda que el principal objetivo es crear un sistema estructurado de categorías que te permita seccionar tus gastos. Es decir, elabora un cuadro y divídelo en grupos de gastos. A medida que vayas descubriendo otros gastos no olvides crear alguna categoría para ella. Por ejemplo, Servicio del vehículo, ayuda familiar, antojos, entre otros.

No lo olvides, en tu lista de gastos solo debes crear categorías que realmente utilices o que sean frecuentes. Con ello tendrás control en lo que gastes y cuánto gastar en ello.

Reglas que deberás cumplir

  1. Tú decidirás que tipo de categorías tendrá tu lista de gastos.
  2. Estructura los grupos que recuerdes. Con ello reducirás el tiempo que te lleva anotar tus gastos.
  3. Debes aprenderte la nomenclatura, es decir, con el nombre de la categoría que creaste debes saber que gastos van en ella.
  4. Ninguna categoría o grupo debe estar sobrepuesto con otro.
  5. Para un control exacto debes poner en la lista el 100% de los gastos que posees.

Es posible que algunos de tus gastos los veas irrelevantes. Por ello añade a tu lista una categoría especial, por ejemplo, “otros gastos”. En esta sección lograrás plasmar los gastos que no sabes cómo anotar en las categorías anteriores.

Si al finalizar el mes logras ver que la lista de “otros gastos” se ha alargado un poco, trata de estructurarlos para evitar confundirte. Con ello aumentarás la exactitud de tu lista.

Categorías básicas

  • Alimentos / comida.
  • Pagos fijos (luz, teléfono, agua, gas, alquiler, internet entre otros).
  • Transporte (pasaje o viáticos) / vehículo (servicio de mantenimiento, combustible entre otros).
  • Vestimenta / ropa.
  • Salud, medicina o higiene (productos para el cuidado, medicamentos, ente otros).
  • Entretenimiento (gimnasio, parque, viajes, cine entre otros).
  • Otros gastos (aquellos gastos que no entran en ninguna de los grupos creados).

Sí, así de sencilla puede ser tu lista de gastos. Como has visto sus grupos llegan a  ser bastante cortos, facilitándote el proceso, reduciendo tiempo y aumentando su eficacia.

Sin embargo, es posible que aún te queden dudas, por ello hemos decidido hacer esto mucho más sencillo.

Gastos desglosados

Este último punto es necesario y te ahorrará tiempo y neuronas. Aquí te mostraremos unos ejemplos de cómo desglosar el recibo que tengas.

Recuerda, toda lista estará complementada por lo que denominaremos sub-categoría  o sub- grupo. Esto te permitirá ver de una manera más fácil y detallada en que se ha ido tu dinero. Y lo mejor de todo es que te permitirá planear para el mes próximo como gastar o invertir tu dinero.

Para los gastos en los que necesitas tener un control estricto la sub-categoría será de mucha ayuda.  Por ejemplo, si quieres calcular cuánto dinero has gastado en los  últimos meses en gaseosas, en el grupo de alimentos establece una sección de otros, y en ella especifica el producto que consumiste.

Ejemplo de tu lista final

Hogar

1. Arriendo.
2. Arreglos.
3. Electrodomésticos.
4. Luz.
5. Agua.
6. Gas.
7. Otros.

Trasporte

1. Gasto urbano (viáticos para el bus, tren, taxi entre otros).
2. Servicio y mantenimiento del vehículo.
3. Equipamiento (combustible).
4. Otros.

Como verás es bastante simple, solo necesitarás extenderla y adaptarla a los gastos que mensualmente poseas. Recuerda, estructúrala y específica los gastos en ella para que tengas un control total del dinero que has gastado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...