Consejos para sanear tu economía personal al cumplir los 30 años

Se supone que a medida que cumplimos años cambiamos y evolucionamos en nuestra forma de pensar. Eso también requiere de necesidades financieras distintas. A continuación te mostramos algunos consejos que deberías considerar si ya tienes 30 años.

30 años

No es que cada edad deba tener una especie de condicionamientos, pero sí que es cierto que de forma habitual, cuando tenemos unos u otros años deseamos tener cosas que resultan diferentes de la etapa anterior. En este caso, hoy en A Fin de Mes queremos hablarte de lo que podría ser un ideal al cumplir los 30 años. La verdad es que todo dependerá del empleo que tengas, del estilo de vida que hayas llevado, de tus expectativas de futuro y también, en gran medida, de si has creado o no una familia. Tener niños, o esperar tenerlos supone planificar el gasto que van a ocasionarte por sus estudios, por su futuro y por las cosas que habitualmente hay que comprar en su desarrollo.

Probablemente, aquellos que han estudiado y prolongado su etapa de formación, no puedan permitirse zanjar ciertos gastos, ni plantearse ciertos ahorros, más aún en la actual situación de España. Pero, si tienes la suerte de contar con un empleo estable en el que has hecho carrera, creo que podrías darte por satisfecho en cuanto a lo referido al saneamiento de tus finanzas personales si se parecen o siguen la línea de los puntos que enumeramos justo a continuación. ¡Toma nota y cuéntanos en los comentarios si crees que vas por buen camino!

Cosas que debes cerrar a la edad de los 30

Préstamos solicitados para bienes de consumo: puede que tus años 20 hayan sido de descubrimientos y más consumistas de lo que realmente estarías orgulloso a día de hoy, pero ahora no toca lamentarse, sino asumir los que han sido los errores hasta la fecha e intentar cerrarlos apostando por pagar todo aquello que tienes pendiente. Si no puedes hacerlo de un golpe, crea un plan para ir haciéndolo poco a poco.

Seguros: los seguros son algo que probablemente con 20 años no te preocupen, pero que sin embargo se pueden convertir en necesarios cuando se habla de tener ya 30 años. Un seguro de vida o accidentes que te garantice una estabilidad a ti, y a los tuyos si algo llegase a pasarte es clave para evitar que los imprevistos puedan llegar a arruinar tu calidad de vida actual.

Fondo de emergencia: como hasta ahora nunca te ha pasado nada, quizás creas que tener dinero para imprevistos no es algo completamente necesario. Esto es en realidad un error. Las emergencias, como definición, no van a avisarte antes de aparecer. Por eso es importante tener ese fondo que te ayude a asumir el gasto que suponen cuando lleguen. Puede que no lo hagan nunca, pero vivirás mucho más tranquilo si eres capaz de tenerlo. No hace falta que sea una gran fortuna, pero sí algo de dinero con el fin de no quedarte siempre justo o tener que acudir a amigos, familiares o incluso al banco para poder salir adelante.

Cosas en las que pensar cuando cumples 30

Plan de jubilación: puede que tengas un plan de jubilación en sí mismo u optes por otro tipo de figuras como fondos o depósitos. Lo más importante es que puedas utilizarlo para cuando lleguen esos años en los que el retiro, y sobre todo, las bajas pensiones no te aseguren un nivel de vida óptimo. Si todavía no lo has hecho, la década de los 30 será fundamental para establecerlo.

Plan de ahorro familiar: si ya tienes hijos, o te estás planteando tenerlo, los 30 años son también un buen momento para pensar económicamente en ellos. Su futuro, sus estudios o las cosas grandes que quieran hacer cuando sean adultos requerirán probablemente de tu ayuda. Si eres capaz de ahorrar ese dinero desde ya, te resultará más fácil lograrlo cuando llegue ese tiempo.

Asesoramiento legal: puede que hasta la fecha los abogados te hayan parecido una pérdida de tiempo. Sin embargo, el asesoramiento legal casi siempre es necesario. Incluso sin buscarte problemas vas a conseguir meterte en algunos de ellos. Por esa razón, plantearte tener a mano abogados, o lo que es aún mejor, contratar un seguro que te permita asesoramiento legal gratuito para evitar que los problemas puedan resultarte algo sin solución.

Cuando cumples 30 años, al menos en la mayoría de los casos, estás buscando una estabilidad que las generaciones anteriores ya vivieron en sus años 20. En este caso, la falta de trabajo, el mercado laboral tan precario y las pocas opciones que se le dan a los jóvenes hacen que se retrase todo. Pero, al menos, en lo que te corresponde a ti, deberías considerar todos estos consejos para conseguir una economía saneada a esta edad. ¿Cuántos ya has puesto en marcha?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...