Consejos para saber si estás manejando bien tus finanzas personales

Las finanzas personales deben ser manejadas de la mejor manera si queremos alcanzar el exito en nuestras vidas

¿Manejas bien tus finanzas?

Todos tenemos esa sensación de que el dinero nunca parece ser suficiente. Las anécdotas de personas con problemas personales de finanzas son incontables, tantas como el porcentaje de agua en la tierra.

El tráfico de dinero es un enorme problema que se presenta en todos y cada uno de los niveles de ingreso.

Si se realiza un análisis de los miles y hasta millones de casos, referentes a las finanzas personales, podemos concluir que muchos de estos casos suelen ser similares, incluso hasta idénticos, exceptuando el nombre de la persona que los enfrenta.

Tips que debes tener presente para controlar tus finanzas

Seguramente piensas que trabajas demasiado y a pesar de que te han incrementado los ingresos, el dinero sigue sin alcanzarte. Afortunadamente, existen diferentes puntos que puedes considerar.

Una de las causas más comunes de los problemas financieros de todas las personas se debe a que no logran ver más allá del próximo pago o quincena.

Acá te dejaremos algunos consejos para evitar repetir este círculo sin fin:

Las personas tienden a preguntarse cómo hacer para rendir el dinero recibido hasta que llegue el siguiente pago o también suelen programar los gastos para esa fecha, las compras, las deudas.

Sin embargo, planeamos y esperemos tanto ese dinero, que cuando llega la fecha, ya tenemos todo este dinero comprometido.

1 – Descubre tus activos financieros

Aún cuando las situaciones parezcan estar fuera de control en cuanto a tus finanzas personales, lo más importante es siempre mantener la cordura. Sentarse y realizar un balance real sobre el dinero que se posee y el que se debe, es un buen comienzo para solucionar tus problemas financieros.

A esto se le puede sumar los bienes que se posean, en especial las cosas de gran valor como casas, automóviles o motocicletas. Esto te permitirá tener una idea de cuánto equivalen tus activos en cuanto a las finanzas.

Además de esto, ten un estimado de tus ingresos, lo que entra de dinero a tu bolsillo, y de dicha cantidad resta lo que sobre después de haber cubierto todos los gastos obligatorios como la comida, vivienda, educación, transporte, servicios y otros.

Ahora, realiza un cálculo del valor de tus bienes, y a este valor réstale los pasivos, es decir, las deudas que puedas tener. En este punto, ya podrás saber la cantidad de tu dinero que ya está comprometido y cuánto te quedará para los gastos diarios.

Todo este proceso te permitirá conocer a dónde va tu dinero. Te permitirá saber el porcentaje que se va a cada cosa. De esta manera podrás hacer una revisión y realizar ajustes para reducir los gastos.

2 – Ahorrar es el secreto de todos

Sabiendo en qué gastas, pagas e inviertes tu dinero, podrás ver de manera más fácil la oportunidad de ahorrar. Aunque parezca imposible, la posibilidad de ahorrar te será un poco más fácil de ver, y la recompensa que traerá será más que suficiente para motivarte.

Tener un ahorro hará posible enfrentarte a posibles situaciones de emergencia imprevistos. ¿Qué pasaría si te quedas sin trabajo? ¿Cuánto tiempo puedes mantenerte sin conseguir un nuevo trabajo?

Desafortunadamente, en ciertas ocasiones pueden llegar a ocurrir cosas mucho peores que perder un trabajo, como un accidente de automóvil, una enfermedad de gravedad, alguna complicación que nos impida seguir trabajando, entre otros acontecimientos.

Para estos casos es importante estar preparado. Es por esto que otra sabia decisión financiera sería pagar un seguro para tu auto y de gastos médicos.

Aunque a primera instancia parezcan un gasto innecesario, cuando se presenta una emergencia, los seguros médicos pueden hacer una gran diferencia a tu favor.

3 – Planifica propósitos financieros posibles

Otro error común que se suele cometer en las finanzas es que no se establece una meta. Las personas viven al día, piensan solo a corto plazo; llegar a la quincena o fin de mes.

Incluso, dejan de lado sus prioridades, y caen en el error de satisfacer caprichos como «quiero comprarme ese auto», o » me compraré un smartphone último modelo». Sin embargo, todos estos objetivos no hacen más que restar a nuestra calidad de vida.

Lo más recomendable es trazarnos metas que aporten de forma positiva a nuestras vidas y a nuestras familias. Pensar en metas de mediano y largo plazo ayudará considerablemente a llevar una vida plena; y estos logros solo podrán llevarse a cabo estableciendo una ruta de pequeños logros.

Si actualmente posee un mal historial de créditos, limpiarlo sería la mejor manera de comenzar a reparar su crisis financiera, en lugar de evadir que éste le afecte al momento de pedir nuevos créditos.

Es de vital importancia conocer la cantidad de dinero que se debe y programar un plan de pagos, ya que mientras existan deudas pendientes y entre más pesadas sean, habrá menos libertad financiera, sin importar el dinero que ganes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...