Ahorro, crecimiento y riqueza

ahorro

Mucho se habla del ahorro como núcleo central sobre el que se asienta el nuevo orden económico y social resultante de la crisis. El ahorro se impone a través del gran reto que supone conciliar las necesidades macroeconómicas con las de las economías familiares que integran la sociedad.

Los consejos de ahorro proliferan en todos los ámbitos, social, energético, presupuestario, fiscal, doméstico, etc., poniendo de manifiesto que la riqueza y el crecimiento son términos dependientes e indisolubles del ahorro.

Pero… ¿qué es el ahorro?

La definición de ahorro se centra en las cantidades resultantes de la operación ingresos-gastos. Así, si el nivel de ingresos es mayor que el de nivel de gastos, estamos ante una eventual capacidad de ahorro.

Si, hasta aquí todo suena muy obvio. Sin embargo el ahorro tiene una acepción mucho más global y es de gran importancia para el equilibrio de la economía y el dinamismo de las variables económicas que rigen a la sociedad.

Endeudamiento

Para lograr una capacidad de ahorro es fundamental partir de una premisa fundamental; la reducción del endeudamiento. A través de esta acción, el nivel de ingresos se reduce aumentando su capacidad de ahorro.

Una vez que lo ha logrado, la inversión en productos de ahorro como depósitos bancarios o de protección, como los planes de pensiones, actuarán como sostenedores de su capacidad de ahorro generando una riqueza adicional.

Aprender a ahorrar no es una labor fácil, supone un cambio drástico en relación con la forma de vida pre-crisis y como todos los cambios, requieren de la responsabilidad y la constancia para lograr el éxito.

El ahorro equilibra la oferta y la demanda, variables claves de la economía y responsables del crecimiento y la riqueza.

Foto | Kozumel

En A fin de mes | Plan renove de electrodomésticos en Madrid y en el País Vasco

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...