Comuniones aún más baratas con hábitos del pasado

De año en año como no terminamos de salir de esta crisis económica, se van reduciendo los gastos en las celebraciones y se hacen más low cost. Estamos en tiempos de comuniones y para muchas familiar supone un esfuerzo mayor de cara a la economía domestica que incluso no pueden soportar. Sin embargo es curioso comprobar que se ha vuelto un poco a los orígenes de estas típicas celebraciones.

Es cierto que la ilusión de los niños no debe estar reñida con la sobriedad que el acto y las circunstancias actuales requieren. Pero sí, se puede ahorrar muchos elementos, simplemente cambiando las modas.


Una opción y fuera de los típicos trajes tradicionales de comunión a la que cada vez se recurre más es sustituirlos por vestidos y trajes de calle que se pueden reutilizar en otras ocasiones y el precio es más económico. Además son muchas parroquias las que abogan a los padres para esta práctica y así, aliviar el gasto.

También es verdad que se está optando por pasarse los trajes de un niño a otro, tanto de hermanos, familiares e incluso amigos, es decir, eso de estrenar el traje de comunión, como que es un mal menor, porque con una buena limpieza en la tintorería quedan como nuevos.

Otro gasto mayúsculo es el convite, hoy en día cuesta tanto como el de una boda.  Si bien ya se aplica la reducción de invitados, ahora lo que se lleva es ajustar el presupuesto y hacer la celebración en restaurantes que no sean ni céntricos, e incluso en las afueras. Aunque la realidad, es que muchas familias han vuelto a una tradición del pasado, celebrar el convite en casa con un aperitivo informal o merienda para ‘niños’.

Si tenemos en cuenta todos estos nuevos aspectos, veremos que no sólo se ha vuelto a una celebración más austera, también es como si hubiéramos vuelto un poco al pasado.

Imagen | carpalquiler

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...