Comunidad de bienes: una figura fiscal poco conocida por emprendedores

Elegir como se constituye un negocio es fundamental para no llevarse sorpresas desagradables y en este caso analizamos la figura de la comunidad de bienes

emprender

Estos días hemos estado hablando largo y tendido del asunto de los emprendedores y de las distintas figuras que se pueden utilizar para montar una nueva empresa. Sin embargo, la mayoría se centran entre elegir ser autónomo o sociedad, pero hay vías intermedias igualmente interesantes que vale la pena destacar por lo poco conocidas que son y por lo bien que pueden venir en un primer momento.

Hoy lo hacemos en este caso definiendo el concepto de comunidad de bienes, ya que se trata de una figura fiscal poco conocida por emprendedores que puede ser perfecta para iniciar un negocio entre varios. En ese caso, lo que se hace es unirse en una sociedad en la que cada cuál cotiza su parte según la proporción que tiene en el negocio. Se evitan mayores cargas fiscales y es la forma más simple de emprender en grupo.

La comunidad de bienes puede hacerse en la actualidad en tan solo 48 horas, y en caso de que luego el negocio vaya bien y aumente la facturación, en realidad se podrá transformar de forma directa en una sociedad limitada que aunque requiere de más papeleo puede suponer ventajas fiscales a mayor facturación. Aún así, de momento, sin asesoramiento son pocos los que hacen uso de esta figura, que a nuestro parecer es altamente recomendable. ¿Tú ya la conocías?

Imagen: aabrilru

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...