¿Cómo tener una cuenta nómina si no tienes nómina pero sí otros ingresos?

Hemos hablado en varias ocasiones de las ventajas que ofrecen al cliente las cuentas nómina. En este caso, te mostramos cómo hacerte con una si no tienes nómina, pero sí otro tipo de ingresos.

bancos

En nuestro blog hemos hablado en varias ocasiones de las ventajas que suponen las cuentas nóminas. En realidad, con ellas puedes beneficiarte de cero comisiones, así como de una serie de ventajas que no existen en las cuentas tradicionales. Y si bien la normativa de los bancos se ha ido relajando con las cuentas nóminas, y los requisitos se han tenido que adaptar a los tiempos de crisis, es cada vez más común poder disfrutar de una cuenta nómina sin tener un empleo como trabajador con una de éstas. Eso sí, si que tienes que tener ingresos mensuales para justificar que te otorguen las mismas ventajas.

En la práctica, tendrías una cuenta nómina que no lo es, pero igualmente podrías conseguir una con el mismo nombre y beneficios que las que sí lo son. Sin embargo, vamos a especificar los principales colectivos que se podrían beneficiar de esta flexibilización por parte de los bancos del que es uno de los productos estrella en cuanto a contrataciones. Si bien muchos ingresos recurrentes y mensuales pueden servirte como requisito para lograr tu cuenta nómina, no todos los ingresos pueden ser tenidos en cuenta como tal. A continuación analizamos las situaciones más comunes para que veas si te encuentras en alguna de ellas.

Ingresos con los que obtener una cuenta nómina

  • Tienes propiedades en alquiler domicilados: si tienes varios alquileres o al menos uno que se pueda considerar tan cuantioso como una nómina habitual, deberías plantearte acudir a tu banco y preguntar por esta posibilidad. Al banco en realidad le da igual si tus ingresos son por nómina o por otra vía siempre que sean recurrentes. Así, si te pagan por transferencia o haces el ingreso un día concreto del mes sin faltar, no deberías encontrarte con dificultades.
  • Jubilados: la pensión de jubilación por lo general puede abrir las mismas puertas que las nóminas en cuanto a la obtención de la cuenta nómina. Eso sí, en ocasiones a este colectivo no le conviene la cuenta nómina, sino la cuenta específica para ellos que suele tener más ventajas todavía. Antes de contratar ninguno de los dos productos, deberías preguntar al respecto para asegurarte de que eliges el que más conviene a tus necesidades.
  • Parados: precisamente por el alto desempleo de nuestro país, en la mayoría de los bancos puede abrirse una cuenta nómina domiciliando la prestación por desempleo a la que se tiene derecho como trabajador cuando se ha perdido el trabajo. Aunque depende de su cuantía en algunos casos, en la mayoría de entidades no ponen límites a este colectivo para beneficiarse de esas ventajas.
  • Tengo un trabajo con contratos temporales y descontinuos: en este caso, deberías hablar con tu entidad, aunque eres uno de los colectivos que más difícil lo tiene. El hecho de que no puedas asegurar una cantidad fija mensual, y que por lo general en estas situaciones los ingresos sean realmente bajos puede cerrarte las puertas a la apertura de una cuenta nómina. Sin embargo, por intentarlo que no sea. Pero vete con la idea de que es probable que te digan que no.
  • Tengo una beca de empleo: aunque vas a recibir ingresos mensuales, no tienes un contrato laboral y el salario es por lo general bajo. Además, es muy probable que el período de contratación sea corto. Todas esas variables no le suelen gustar a los bancos y es por eso que no será fácil de convencerles aún pese a tener ingresos mensualmente de que te abran una cuenta nómina. Eso sí, si aún eres universitario o si eres menor de 29 años, puedes beneficiarte de una serie de ventajas que los bancos proponen a su colectivo juvenil.

Otro de los casos comunes en los que aún a pesar de tener nómina no te permiten hacer cuentas nóminas es cuando el salario que se obtiene está por debajo de los 700 euros. En realidad, muchos trabajadores a jornada parcial, aún contando con un contrato laboral en regla reciben esta remuneración. En este caso, lo mejor es buscar opciones de cuentas bancarias que no pongan ese límite, u otras opciones en las que no se nos cobren comisiones. No es fácil, pero actualmente son muchas las entidades online que sí se están adaptando bastante rápido al actual mercado en el que los salarios no son lo que eran y donde los contratos temporales y a jornadas parciales están a la orden del día. ¿Has tenido problemas intentando abrir una cuenta nómina?

Imagen: Antonio Tajuelo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...