Cómo solicitar un aplazamiento o fraccionamiento de Renta 2015

Cuando la declaración te sale a pagar, Hacienda pone a disposición el fraccionamiento y el aplazamiento para conseguir tener mayor liquidez. Te explicamos cómo funcionan

pago

Si tu Declaración de la Renta 2015 te ha salido a pagar puede que te encuentres en una situación no demasiado compleja y quieras acabar cuanto antes con tus obligaciones fiscales abonando todo el dinero que le debes al fisco de una sola vez. Pero también puede ser que te encuentres en una más compleja y tu liquidez no te permita llegar con facilidad a final del mes si le pagas a la Agencia Tributaria. En esa situación es en la que queremos echarte una mano hoy.

Aunque existen alternativas de pago de la Renta 2015 a través de créditos bancarios, la Administración pone a tu disposición dos instrumentos que se pueden utilizar en cualquier caso cuando la persona en cuestión demuestre falta de liquidez e interés por abonar la deuda que tienes pendiente. Siempre y cuando lo hagas en plazo es bastante habitual que tanto el fraccionamiento como el aplazamiento te sean concedidos por parte de Hacienda.

Cómo aplazar los pagos de Hacienda

Fraccionamiento: el fraccionamiento implica proponerle a Hacienda un pago a plazos de la deuda que tienes con ellos. Aunque puedes intentar crear tu propio acuerdo presentando un escrito directo a la Administración, la fórmula más sencilla para conseguirlo es tachar la casilla correspondiente en la Declaración de la Renta 2015. La encuentras en la última página y al rellenarla le estás pidiendo a Hacienda que te cobre el 60% de lo que le debes en el momento de la presentación y el 40% restante en noviembre. En ese caso no tendrás que pagar intereses, aunque si lo haces de otro modo porque prefieres pagar en más meses sí lo harás.

Aplazamiento: el aplazamiento es un procedimiento que permiten las administraciones a los contribuyentes para pedir más plazo para pagar una deuda. Imagina que tienes que pagar en noviembre y que no llegas a final del mes. En ese sentido, si pides un aplazamiento para marzo, tendrás de tiempo desde noviembre a marzo para poder pagarle a Hacienda en caso de que te aprueben la solicitud. En este sentido sí que tendrás que pagar intereses, pero irán siempre acordes al interés actual del dinero y te supondrán un respiro en cuanto a tu situación financiera.

Como ves, estos dos mecanismos no son en absoluto complejos para poder tener más tiempo para pagarle a Hacienda. Conocerlos es una ventaja para evitar agobios y puedes hacerlo todo por Internet si dispones de certificado o Clave PIN. ¿Ya los habías probado antes?

Foto: pago vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...