¿Cómo se reclama el IRPF por maternidad?

Mucho se está hablando de la devolución del IRPF tributado por la ayuda por maternidad, pero Hacienda no está por la labor y no es fácil que se logre. Valora tú misma las ventajas y los inconvenientes de dicha reclamación.

Beautiful mother and son are lying in bed and looking at each other.

Atenta, si tu niño o niña todavía no ha cumplido los cinco años, es decir si has sido madre en el año 2012, o a partir de esa fecha, y tributaste por la ayuda por maternidad que abona la Seguridad Social, puedes reclamar la devolución del IRPF. Poder, puedes, otra cosa es que te lo concedan. De hecho, esta es una de las dudas más frecuentes ahora que ha comenzado la campaña de la Declaración de la Renta 2016, y dado que supone un dinero para las familias, queremos hablarte de ella de forma específica en nuestro blog A Fin de Mes.

Para hacer la reclamación de la devolución del IRPF necesitarás tiempo y dinero porque Hacienda no te lo va a poner fácil y empleará todo lo que está a su alcance para denegártela. ¿Quieres saber más información sobre cómo realizar la reclamación? Sigue leyendo este artículo porque procuramos explicártelo todo con detalle para que puedas tramitar y tu solicitud y conseguir reclamar el IRPF por maternidad.

Hacienda reticente con el IRPF por maternidad

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de julio de 2016, ha determinado que la prestación por maternidad que abona la Seguridad Social está exenta del impuesto de la renta sobre las personas físicas (IRPF), en oposición al criterio de la Agencia Tributaria, faltaría más.

Al dar a luz, las trabajadoras tienen derecho a 16 semanas de baja. Durante este tiempo, es la Seguridad Social quien abona su sueldo a través de la prestación de maternidad. Para Hacienda esta paga debe tributar, pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid considera que la ayuda por maternidad entra dentro de las rentas exentas que contempla la ley del IRPF que en su artículo 7, indica que están exentas las prestaciones públicas “por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad” y también “las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las comunidades autónomas o entidades locales”.

No dejes que Hacienda te quiete un trocito del panecillo que tu bebe trajo bajo el brazo. La sentencia dio la razón a una mujer que solicitó la devolución de 3.135 euros que pagó en concepto de IRPF al recibir una prestación por maternidad de 11.679 euros. Aunque la resolución judicial solo tiene efecto en ese caso concreto, la decisión del tribunal aumenta las posibilidades de éxito de quienes reclamen dicha devolución.

Hacienda ya ha expresado su negativa a atender cualquier tipo de reclamación y rechaza de plano las devoluciones masivas. Una sentencia favorable no obliga a la Agencia Tributaria a modificar su criterio, que considera esta prestación como rendimiento del trabajo y por lo tanto debe tributar.

Lo que le hace temblar es la idea de tener que devolver el IRPF abonado por esta ayuda desde 2012 a 2016, ya que el desembolso rondaría los 1.300 millones de euros. Por eso, denegará todas las peticiones de quienes reclamen su devolución. Y, para asegurar mejor su postura, a principios del mes de marzo, el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) ha publicado una resolución en la que establece que estas prestaciones deben tributar.

¿Compensa reclamar el IRPF por maternidad?

Pese a que Hacienda insiste en que no atenderá estas reclamaciones, los expertos en leyes aseguran (les va la vida en ello) que la sentencia abre la puerta a que las demandas prosperen y animan a interponerlas, sobre todo cuando sean importes elevados, porque hay más gastos ligados a los tribunales, por lo que habrá que hacer balance entre costes y beneficios y estudiar bien si compensa aventurarse.

La reclamación puede hacerla cualquier madre cuyos hijos hayan nacido a partir del año 2012, antes no es posible porque el plazo para interponer cualquier contencioso referido a la Declaración de la Renta prescribe a los cuatro años. Y conviene que se haga cuanto antes para impugnar todas las declaraciones presentadas de los años que no han prescrito.

Es necesario presentar ante Hacienda una rectificación de autoliquidación del IRPF en la que se solicita la devolución de lo tributado por la prestación de maternidad. Pero, mucha paciencia y mucho tiento, porque este proceso, que no es ni sencillo ni rápido, puede durar entre cuatro y cinco años, y, además, la Agencia Tributaria revisará por entero cada una de las declaraciones; si encuentra algún fallo, puede hacer una Declaración de la Renta paralela, es decir, que si has cometido algún error, encima te va a multar y te va a tocar pagar más todavía.

Si lo tienes claro y crees que sí te compensa reclamar, empieza presentando una solicitud de rectificación de la autoliquidación en la que se haya declarado como no exenta la prestación de maternidad percibida del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Es un escrito de solicitud de rectificación y devolución de ingresos indebidos que ha de hacerse ante la Agencia Tributaria, en el que debe constar el ejercicio que se reclama y el concepto jurídico. Lo más probable, es que se desestime. Como hay que agotar la vía administrativa para poder acudir después a los tribunales, debes acudir al Tribunal Económico Administrativo Regional (TEAR), aún sabiendo a ciencia cierta que van a denegar la solicitud de nuevo.

Ahora ya sí puedes ir por la vía judicial y recurrir al Tribunal Superior de Justicia de la comunidad autónoma de residencia, en recurso contencioso-administrativo, que es donde más posibilidades tienes de obtener una sentencia favorable. Pero todo esto puede salirte caro, ya que hay que contar con abogado y procurador.

Si has sido madre en 2016, tienes que declarar la prestación en el IRPF, para evitar la sanción que te impondría Hacienda si no lo hicieras. Después, puedes solicitar la devolución del IRPF e iniciar las vías administrativa y judicial, antes descritas.

La última palabra siempre la tienen los tribunales de justicia, pero para mí, que Hacienda se va a quedar con un trocito del panecillo que tu bebe trajo bajo el brazo. La decisión de reclamar o no está en tus manos pero parece ser que las Administraciones Públicas te lo pondrán difícil.

Foto: © vadimphoto1@gmail.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...