¿Cómo se calcula el umbral de rentabilidad de un negocio?

Si quieres lanzar tu propio negocio, es importante que sepas calcular la rentabilidad.

Así se calcula la rentabilidad de un negocio

El umbral de rentabilidad también es conocido como el punto muerto. Esta es una forma de suponer la cantidad de servicios, productos, o ambos, que cada empresa debe vender para cubrir todos aquellos gastos fijos.

El punto muerto también nos da la ventaja de relacionar todas aquellas variables que están integradas directamente con las ventas. El umbral de rentabilidad va a permitirte conocer a partir el momento en el que el negocio comenzará a traer beneficios.

Es normal que al principio de la inversión, y durante el comienzo del negocio, se obtengan mayores gastos que ingresos, dejando la duda si será rentable a futuro: el umbral de rentabilidad se encarga de responder todas esas preguntas.

Para garantizar que el punto muerto sea correcto, es importante aprender a calcularlo, esta es la única manera de garantizar su efectividad en cuanto a las predicciones basándose en los servicios y productos que el negocio ofrece.

¿Cómo calcularlo?

Si quieres aprender a calcular el umbral de rentabilidad, es importante que conozcas los siguientes elementos:

  1. Los gastos fijos, estos serán gastos permanentes de tu negocio, sin importar la cantidad de ventas. Entre ellos está el coste de los servicios, la mensualidad del condominio o alquiler, sueldo de los empleados.
  2. El costo de venta de los servicios y los productos. Es común que en tu negocio ofrezcas varios tipos, por eso es necesario calcular el punto muerto de cada uno de ellos. Es importante que tomes en cuenta el precio medio de los productos.
  3. Los gastos variables que tiene cada producto, es importante diferenciar estos de los gastos fijos. Los gastos variables son aquellos que incrementan a medida que aumentan las vetas de los productos.

El cálculo del punto muerto es muy fácil de realizar. Basta con sumar los gastos fijos y variables, todo lo que se incluya a partir de ese punto es un beneficio para la empresa.

Consideraciones generales

Este es uno de los ejemplos más sencillos para calcular el umbral de rentabilidad:

Imagina que en tu negocio vendes neveras de alta gama, y que cada una tiene un valor de 3.000 dólares. Tú adquieres este producto en 2.000 dólares, que viene siendo un gasto variable.

Y en los gastos fijos, que sería el pago de condominio, servicios y salarios tiene un coste de 1000 dólares.

El punto muerto sería de 3.000 dólares, debido a que cubre los gastos fijos y variables.

En el caso que aumente el gasto variable de la nevera a 2.500 dólares, quedarían disponible sólo 500 dólares, esto es porque ofreces tu producto a 3.000 dólares, por lo tanto, debes vender al menos cuatro para cumplir con el monto del punto muerto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...