¿Cómo puede pedir la baja por enfermedad un autónomo?

El régimen de autónomos tiene sus propias particularidades que no siempre se conocen al detalle. Hoy, en A Fin de Mes, te explicamos cómo funciona para pedir una baja por enfermedad.

baja por enfermedad

Ser autónomo no es misión fácil en España. En muchas otras ocasiones, hablando de este tema, he puesto en entredicho el sistema educativo que tenemos y la escasa formación que repercute seriamente en el emprendimiento y la creación del propio puesto de trabajo. La mayoría de las personas carecen de los recursos suficientes para saber cómo se hacen los principales trámites de este régimen. De hecho, hace poco publicábamos un artículo que hacía referencia a errores muy habituales de los autónomos que seguro te será de gran ayuda si ejerces como tal tu actividad.

En este caso particular queremos ayudarte con unas dudas muy frecuentes entre el colectivo. ¿Qué ocurre si un autónomo enferma? ¿Tiene derecho a solicitar una baja por enfermedad? ¿Cómo se hace el trámite? ¿Cuánto se cobra estando de baja como autónomo? A todas estas cuestiones queremos responder hoy en A Fin de Mes creando una especie de guía para que puedas orientarte y conocer tus derechos si en algún momento enfermas.

¿Cómo funciona la baja por enfermedad entre los autónomos?

La baja de los autónomos funciona de igual manera que la de los trabajadores asalariados. La diferencia radica fundamentalmente en que es él quien debe pagar las cuotas de la Seguridad Social y que se exige un período mínimo de cotización para poder tener derecho a ella. En el caso de enfermedad común, para poder acceder a la prestación se han de tener un mínimo de 180 días cotizados en los 5 años anteriores a la fecha de la baja que se solicita. Si se cumple con ello, y existe un parte de enfermedad justificado por el médico, cualquier autónomo puede acceder a la baja temporal por enfermedad.

¿Cómo se solicita la baja por enfermedad por parte de un autónomo?

Para solicitar la baja por enfermedad por parte de un autónomo se exigen una serie de documentos que han de ser enviados, vía correo o vía presentación en sede de la Seguridad Social. En resumen, lo que necesitarías para poder iniciar los trámites sería:

  • Lo primero es el parte de baja que debe entregarte tu médico en el que se recoge el motivo por el cual no puedes continuar ejerciendo la actividad.
  • Debes rellenar un formulario con los datos identificativos con referencia a la incapacidad temporal. Este documento lo puedes descargar desde la página de la Seguridad Social, aunque si tienes dudas lo ideal es que acudas a una de sus oficinas para que te ayuden a rellenarlo y, de paso, presentar toda esta documentación.
  • Debes añadir a la solicitud de la baja temporal una fotocopia del DNI o pasaporte. En caso de que acudas a las oficinas físicas, debes llevar siempre contigo el original.
  • También será necesario adjuntar el pago de las cuotas de la Seguridad Social durante los últimos tres meses. Puedes descargarte este documento desde la sede online de la Seguridad Social o solicitarlo en la oficina.
  • Por último, en tu solicitud de baja temporal tendrás que adjuntar una declaración de la situación en la que queda la actividad. En ella se recoge si ésta se paraliza o has contratado a alguien que te vaya a sustituir mientras tú no puedes trabajar.

¿Cuánto cobra un autónomo de baja?

  • Enfermedad común y accidente no laboral: El  60% de la base de cotización del mes anterior a la baja desde el cuarto día hasta el 21. A partir de los 21 días de baja, se percibe el 75%.
  • Accidentes de trabajo o enfermedades profesionales: El 75% de la base de cotización del mes anterior desde el inicio de la baja, siempre y cuando se haya cotizado por las contingencias profesionales.

En este sentido hay mucha confusión. En realidad, el cobro de la baja por enfermedad al que tiene derecho un autónomo funciona de forma idéntica que el que cubriría a un trabajador por cuenta ajena. ¿Esto quiere decir que cobra lo mismo un autónomo que un trabajador? Pues no. Lo cierto es que pese a que se aplica el mismo porcentaje, el autónomo debe abonar la cuota de la Seguridad Social mientras permanece de baja, mermándose claramente los ingresos que percibe cuando está enfermo. Mientras tanto, un trabajador cumpliría con esta obligación a través de su empresa, ya que sería el ente el que abona la cuota a la Seguridad Social sin influir en la cuantía que le corresponde a éste.

Es precisamente el cobro de la baja por enfermedad uno de los temas más demandados por los autónomos y las asociaciones de estos. Se está produciendo un desequilibrio importante entre el trabajador por cuenta ajena y el trabajador por cuenta propia. Sin embargo, en muchos medios no se tiene en cuenta este aspecto y se confunde a la audiencia acerca de la cuestión en sí misma. Hacen falta nuevas leyes que pongan al emprendedor, al menos, en idéntica situación que los que trabajan para otros. ¿No te parece?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...