Cómo minimizar gastos hormiga y ahorrar dinero

Los gastos hormiga son aquellos gastos emocionales que hacemos sin darnos cuenta, como esa suscripción que no usamos o esa compra innecesaria. Con el suficiente control, podrás dejar de hacerlos y ahorrar mucho dinero

minimizar gastos hormiga

Si no consigues ahorrar nada de dinero y no sabes en qué te lo gastas, es probable que tengas los llamados gastos hormiga. Estos gastos son de pequeño importe, pero a largo plazo terminan por comerte tu cuenta bancaria.

Si quieres evitar los gastos hormiga al máximo y ahorrar, debes seguir unos consejos básicos. Muchas veces son cosas de sentido común, pero en las que no hemos caído hasta ahora.

Trucos para minimizar tus gastos hormiga

Lo primero que tienes que hacer es un pequeño balance, el cual determinará lo que estás ingresando y lo que estás gastando. Para ahorrar, los ingresos deben superar a los gastos y si no puedes ingresar más, tendrás que aprender a gastar menos.

La mayoría de gastos hormiga son compras emocionales, que hacemos de forma impulsiva y sin pensar. Muchas personas se gastan el dinero que les sobra al mes en algún capricho, el cual es muchas veces inccesario.

Por ello, el primer paso para reducir los gastos hormiga es reducir todos estos gastos que no necesitas, minimizando los caprichos. No importa lo mucho que desees comprar ropa nueva o ir a comer fuera, si no te lo puedes permitir, debes controlarlo.

Así mismo, hay cosas que compramos sin darnos cuenta. Esos chicles que compras al salir del supermercado como «premio», esas decenas de suscripciones mensuales que no usas o esos gastos que te podrías ahorrar.

Como es difícil controlar todo esto, lo mejor es usar la tecnología para controlarlo. Puedes hacerlo con ayuda de una hoja de cálculo, anotando todos los ingresos y gastos,tratando de eliminar todo lo que no sea útil. Así mismo, hay aplicaciones de móvil que automatizan todo esto.

Otro buen consejo es observar siempre los importes de las compras, comprando siempre lo más económico dentro de la misma calidad. Muchas veces, la marca blanca es más barata y tiene una calidad muy similar.

Otra forma absurda de gastar dinero es la de los créditos. Evita financiar gastos y caprichos, como por ejemplo teléfonos móviles de miles de euros, viajes o electrodomésticos de ocio. Además, la tarjeta de crédito es una gran enemiga del ahorro, pues te hará gastar más de lo que tienes.

Finalmente, si quieres ahorrar algo más debes tener una vida más austera. Eso significa no abusar del coche, aprovechar las tarifas de discriminación horaria de luz (usando los electrodomésticos que más gastan de noche) y apuesta por un ocio low-cost, como pasear, comer pipas o jugar a la consola a juegos antiguos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...