Cómo hacer una reclamación bancaria: pasos a seguir

Las reclamaciones bancarias son un proceso que incumbe a varios entes que conviene conocer en caso de que se tenga algún problema o inconveniente con la propia entidad.

reclamacion bancaria

Seguramente te haya pasado más de una vez que, ante tu entidad bancaria, te has sentido indefenso. Aunque actualmente existen muchos mecanismos legales que impiden que los bancos hagan lo que les plazca, lo cierto es que muchos bancos siguen cometiendo abusos porque el cliente no conoce bien los procesos para poder llevar a cabo una reclamación, o simplemente porque no tiene otro remedio cuando ve que sus deudas son demasiado elevadas y no le dan soluciones en otros bancos. Debes saber que tienes derechos, y que el banco no puede actuar sin tenerlos en cuenta. Entonces ¿qué debes hacer?

Interponer una reclamación en el banco es un proceso un tanto complejos que tiene varios pasos que te recomendamos seguir tal cual los enumeramos. Aunque en realidad nada te priva de acudir directamente a la vía judicial, las otras opciones podrían resultarte más favorables y, sobre todo, suponerte una menor inversión de tiempo y de dinero. Si ya tienes un problema con tu entidad, o quieres estar preparado en caso de que en el futuro éste se produzca, toma nota de cuáles son los pasos a seguir para hacer una reclamación bancaria.

Reclamaciones bancarias: paso a paso

Aunque podrías saltarte parte del proceso, lo ideal es que sigas estos pasos porque van por orden jerárquico, es decir, al de más abajo siempre vas a poder acudir si no te convence el anterior. Además, en general, es menos complejo el primero que el último. En todo caso, sea cómo sea que quieras hacer una reclamación bancaria, aquí te dejamos todos los datos que debes considerar antes de ponerte en marcha para que no te quede ninguna duda:

  1. Reclamación en la entidad bancaria: aunque puedes hacerla por los diferentes canales, te recomiendo que la tramites en persona. Lo primero es hablar directamente con el director del banco. Lo segundo, en caso de que no ceda a tu reclamación, solicitarle por escrito una hoja para reclamar de forma interna. También podrías pedirle una hoja de reclamaciones que en ese caso iría directamente a consumo que evaluaría tu caso. Las entidades están obligadas a disponer de ellas y no pueden negártela si se la solicitas.
  2. Atención al cliente: si no te resuelven nada desde la propia entidad o los canales online, entonces puedes acudir al servicio de atención al cliente del propio banco. Eso sí, tendrás que tener la documentación anterior porque habrás de explicar de nuevo todo el caso. En caso de que lo hagas, deben responderte obligatoriamente. Si ves que se demoran o se hacen los locos, insiste añadiendo el número que te entregaron al hacer la reclamación.
  3. Defensor del Cliente Bancario: se trata de una figura legal externa al banco y que actúa en principio para defender los derechos del cliente pero que, en todo caso, la elige el propio banco. Para muchos no es lo suficientemente imparcial, pero es cierto que ha resuelto algunas cuestiones importantes relativas a quejas y reclamaciones. Además, una vez has formulado el paso anterior y no has obtenido respuesta, puedes utilizar ese mismo escrito y pruebas para llevar a cabo este otro paso. Lo que dicte esta figura es vinculante para el banco y, por lo tanto, debe cumplirlo.
  4. Banco de España: las reclamaciones al Banco de España se están haciendo cada vez más frecuentes y esta entidad, que actúa como supervisor único de todos los bancos que operan en España, debe responderte. De hecho, no solamente se pueden presentar escritos de reclamación o de quejas, sino también formular consultas o dudas que se tengan sobre determinada acción bancaria o determinada actitud o cobro en una entidad concreta.
  5. La justicia: como para cualquier conflicto con la Administración, la justicia sigue estando disponible para el ciudadano que puede proceder a demandar a su entidad si considera que se han vulnerado las leyes o se han llevado a cabo comportamientos no legales. Generalmente, los consumidores obtienen la mejor parte de las sentencias por esta vía, pero es cierto que se trata de la más costosa y la más larga. Aún así, debes saber que de haber iniciado cualquiera de las otras, puedes recurrir siempre a ésta como última instancia y en contemporánea.

Como ves, aunque a veces nos sentimos realmente indefensos por la prepotencia con la que actúan algunos bancos, la realidad es que existen métodos para poder reclamar nuestros derechos. Resulta fundamental conocerlos para poder ejercerlos y evitar muchos de los abusos que cometen, casi de forma reiterada, las entidades.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...