¿Cómo funcionan los impuestos en un plan de pensiones?

Si estás pensando en contratar un plan de pensiones y no sabes cómo te conviene hacerlo, te explicamos la fiscalidad ventajosa de este producto.

Pensiones vejez

Aunque el tema de las pensiones resulta bastante complicado a la hora de enfrentar una campaña electoral como la que tenemos en puertas, lo cierto es que las actuales cuentas de la Seguridad Social soportan demasiada presión y los economistas aseguran que no aguantarán mucho más hasta que se produzca déficit si seguimos al ritmo actual. Por lo tanto, la reforma de las pensiones que tantas críticas ha recibido no ha sido correcta, porque no implica que las cotizaciones de los actuales activos cubran la demanda de las generaciones del baby boom que se jubilarán alrededor de 2030. Precisamente con este panorama son cada vez más los expertos que recomiendan la contratación de un plan de pensiones.

Pero, ¿es realmente un buen producto un plan de pensiones? ¿Sabes las ventajas fiscales que te permite y cómo funcionan? El desconocimiento de muchos ciudadanos hace que sean bastantes los que lo contratan sin entender bien su funcionamiento, y otros tantos los que lo descartan, aún siendo una buena opción para ellos porque consideran que su rescate supone un pago muy elevado de impuestos. A continuación te vamos a explicar cómo funciona en realidad en cuanto a la carga fiscal para que decidas, con la información en la mano, sí realmente es o no lo que necesitas.

La fiscalidad al contratar un plan de pensiones

Cuando se contrata un plan de pensiones, a diferencia de otras inversiones de ahorro que se pueden hacer, se obtienen directamente ventajas fiscales. Es más, junto con el nuevo Plan Ahorro 5, y la posibilidad de cambiar el gestor de los fondos de inversión, son las más importantes de las que disponen actualmente los ciudadanos. Pero, ¿exactamente de qué se tratan estas ventajas?

  1. Lo que se aporta al plan de pensiones se deduce de la base imponible. Esto es lo que repiten y repiten aquellos que venden planes de pensiones. Lo que significa es que ahorrarás dinero en la declaración de la renta. La deducción posible permite que tus ganancias anuales tributen en tramos menores al que se corresponden y que el dinero que has aportado al plan de pensiones no tribute.
  2. Aunque no hay máximo de aportación, el máximo que se puede deducir en un plan de pensiones son 8000 euros anuales. El importe máximo de 8000 euros anuales permite a los ciudadanos hacer cálculos aproximados para ahorrarse dinero en el pago de impuestos. De este modo, te asegurarás pagar menos impuestos cuando te toque hacer la Declaración de la Renta. Recuerda en todo caso que debes dejarlo cerrado en diciembre para que conste en la Renta correspondiente.
  3. El plan de pensiones puede paralizarse cuando el cliente lo desee, salvo que por contrato se establezcan cláusulas: El mayor miedo de muchos ciudadanos a la hora de contratar un plan de pensiones tiene que ver con la paralización de las aportaciones. En general, se puede aportar y dejar de aportar siempre que se requiera.

La fiscalidad al rescatar un plan de pensiones

Quizás el asunto del rescate de los planes de pensiones es el que más conflictos genera por falta de información y por los últimos cambios de normativa que han afectado a este producto. Hasta ahora, aquellos que hubiesen hecho aportaciones a los planes de pensiones hasta el 2004 podían reducirse, a la hora del rescate como capital de ese dinero, un 40% del total que estaba exento de pagar impuestos. ¿Impuestos por recuperar tu dinero? Pues sí. De eso se trata. Si en el momento de aportarlo pudiste beneficiarte de ventajas fiscales, ahora toca devolverlas y cuando se hace un rescate, el dinero íntegro, es decir, el aportado y los intereses, tributarán como rentas del trabajo. Es como si te pagasen con él una nómina o pensión.

Pero, ¿te sigue compensando aún así contratar uno de estos productos? La respuesta es que sí si echas cuentas. La idea es siempre rescatar el dinero sin superar unas rentas elevadas que puedan hacer disparar la base de tributación. Si haces un cálculo estimado y te planteas recibir como renta mensual tu plan de pensiones, podrás saber cuánto te toca abonar por él. Recuerda que ese dinero te lo ahorraste en su momento, y que si haces bien los cálculos, el ahorro fiscal puede ser realmente elevado.

Actualmente, los planes de pensiones son el mejor producto para quien busca invertir con ahorro fiscal y garantizarse una jubilación un poco más generosa que la que le tocaría en el caso de la pensión pública.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...