¿Cómo funcionan las tasas tecnológicas?

Conoce cómo funcionará el impuesto aplicado sobre la tecnología. El Reino Unido y Francia también lo aplicarán.

Así funcionan las tasas tecnológicas

Es de conocimiento público que las empresas privadas, al igual que los ciudadanos, deben de contribuir con impuestos. Impuestos que terminan siendo un aporte para los ingresos del país en cuestión, de dicha forma podrán asumir sus gastos. No obstante, es necesario aclarar que cuando se trata de un negocio el aporte es mucho mayor al del individuo común.

Adicionalmente, podríamos dilucidar que la tasa de impuesto va a depender de la naturaleza de la empresa en cuestión y su producción. Sin embargo, no siempre es así de fácil definir qué interés colocarle al negocio, pues algunas empresas requieren tratamientos especiales. Ese es el caso de los negocios digitales o tecnológicos.

La falta de acuerdo cuando se trata de colocar estas tasas de impuesto denominado tasa Google, ha influido notablemente en diversos países. De hechos, algunos han asumido iniciativas propias y colocan las tasas según sus decisiones personales.

Caso de Francia y Reino Unido

En el último año Francia decidió unirse a la gran idea creada por el gobierno español. Dicha proposición establece la creación de un impuesto sobre las empresas digitales que funcionan a través de la red. Posteriormente, se les sumó Reino Unido con tasas un poco menores a las originales.

Y es que a pesar de tratarse de una idea que puede ser aplicable a distintas naciones, al final también se termina adaptando a las exigencias y especificaciones de cada país.

Por ejemplo, España que fue el creador original busca sacarle mayor provecho a dichas empresas y recaudar buenos montos en un año, cantidad que Reino Unido recaudaría en tres años con sus tasas.

Pero, finalmente, ¿cómo podríamos determinar que funcionan las tasas para el pago de impuestos que se le colocan a las empresas digitales? A continuación le vamos a explicar algunos aspectos de esta innovación frente a la tecnología.  

Estimaciones españolas

Como se mencionó en líneas anteriores, este impuesto tecnológico es una propuesta prácticamente nueva por lo que muchos países aún no la han asumido.

Algunos no se encuentran muy claros de los parámetros que definirán a este nuevo impuesto, como es el caso de Francia. País que esperará al año entrante para avanzar en dicha materia.

Sin embargo, otros como España ya se encuentran formulando el proyecto. En el caso de esta nación, lo denominó Anteproyecto de Ley del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales. Propuesta en donde se revelan normativas como el cobrar el 3% de todos los servicios relacionados a la publicidad que se coloca en línea.

Así como también cualquier intermediación y venta de datos online. No obstante, este rango de impuesto se colocará en aquellas grande empresas que estén ganado un aproximado de 750 millones de euros a nivel mundial. O al menos 3 millones de euros a nivel nacional.

Resultados de las estimaciones españolas

En comparación con los planes ideados para la recolección de impuestos en la Unión Europea, la propuesta de España resulta mucho más ambiciosa. Además aplicará también para las grandes empresas internacionales como Google o Amazon. Finalmente, la recaudación anual que se busca en España con esta política es de 1.200 millones de euros.

Aunque dada la premura de la propuesta, para el año 2019 solo se espera cobrar a través de los impuestos tecnológicos un total de 600 millones de euros.

Estimaciones realizada por Reino Unido

Reino Unido también asumirá la propuesta realizada por España, pero colocará una tasa de impuesto mucho menor. Tasa que empezará a aplicarse a partir del 2020, pero no se espera recaudar con ella una cifra superior a los 450 millones de euros. Es decir, en un lapso de tres años es que Reino Unido podría igualar a España en cuanto a impuestos tecnológicos.

Y es que está nación prevé contar con un presupuesto de impuesto de apenas 2%. Aplicable únicamente a las grandes empresas que dominan los elementos mayores utilizados en la red. Entre ellos se encuentran: las redes sociales, los motores de búsqueda, empresas dedicadas al comercio online como Amazon, etc.

Dichas empresas, para ser potenciales al cobro de este impuesto tecnológico, deben de percibir grandes ganancias. Es decir, deben de lograr 25 millones de libras esterlinas en un año dentro de la propia nación y 500 millones si se trata de una empresa transnacional, cuya ganancia también puede ser internacional.  

Resumen final

A través de esta nueva Ley propuesta por España podemos notar los grandes avances que se han logrado a nivel mundial en materia de tecnología. Ya existen grandes empresas que dominan el mercado, las cuales podrían dar pequeños aportes a las naciones para contribuir con sus ingresos.

No obstante, esta ley aún no del todo definitiva. Pues, así como ha recibido halagos también ha recibido críticas por parte del Parlamento. Es por ello que se planea ponerse en marcha a mitad del 2019, cuando se lleguen a acuerdos concretos entre los países que los asuman.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...