¿Cómo funciona la compensación de deudas con la Administración Pública?

Si tú no me pagas, yo tampoco. Eso es la compensación de deudas con la Administración Pública. Sin embargo, aunque puede parecer muy atractiva no lo es tanto al no ser inter-administración.

deudas

Parecería totalmente lógico pensar que si un ciudadano tiene una deuda con la Administración Pública debe pagarla. Al igual que si la Administración tiene una deuda con un ciudadano concreto también debe abonarla. En caso de que la deuda sea mutua, una debería compensar a la otra. Pero ya se sabe que cuando hablamos del Estado, la burocracia lo complica todo, y en muchas ocasiones, precisamente el hecho de que no se conozcan las leyes hace que situaciones injustas se repitan. En este caso te contamos ¿cómo funciona la compensación de deudas con la Administración Pública?

En realidad no es ninguna novedad, de hecho, muchos son los jueces que abogan por recurrir a esta norma. Y cualquier ciudadano lo puede solicitar mediante un formulario estándar en cualquiera de las Administraciones que sumen deuda a su cuenta. Sin embargo, lo que podría suponer en realidad el remedio a tantos impagos y a tantos retrasos en los pagos públicos tiene sus connotaciones negativas y no es tal oro como reluce. De hecho, a continuación te explicamos bien el proceso para que en caso de cumplir los requisitos puedas en realidad hacer uso de ello.

Ten en cuenta que esta bidireccionalidad está regulada en el Reglamento General de Recaudación y para solicitarla tienes que acudir a la entidad pública con la cuál se acumula la deuda y presentar un impreso de solicitud en la que conste la identificación completa del deudor tributario y la de las deudas que la Administración tiene con él. De ese modo, se puede exonerar el pago de determinados impuestos o obligaciones fiscales. Pero solamente con la Administración que nos debe dinero. Así por ejemplo, si es con el ayuntamiento, no podremos solicitar que no se nos cobre el IVA, porque ese impuesto indirecto corresponde a Hacienda.

En todo caso, aunque tenga una limitación bastante importante y no sea la solución a un sistema de actuación que parece constante en el que la Administración continúa manteniendo deudas indebidas complicando la situación a particulares, profesionales y empresarios, si que es cierto que el sistema de compensación no es demasiado conocido por los ciudadanos y que en los casos en los que se podría aplicar no se solicita. Así que es importante que conozcamos las leyes que ya existen y de las que nos podemos valer ante situaciones injustas para poder reclamar nuestros derechos y en este caso, nuestras deudas.

Imagen: Cancillería Ecuador

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...