¿Cómo funciona el impuesto a las loterías?

Aunque hubo cierto revuelo con el asunto cuando se instauró, aún no se ha dejado muy claro cómo funciona el impuesto a las loterías que grava los premios mayores de 2500 euros

loterias

Probablemente en muchos casos te lo hayas preguntado, sobre todo por la novedad del tributo. Y aunque es cierto que a principios de este año, que es cuando entraba en vigencia la nueva ley fue una noticia, poco a poco se fue perdiendo el interés y la mayoría de los españoles acaban por comprender cómo funciona el impuesto de las loterías solo cuando les toca un buen pellizco. Sin embargo, como creo que es un asunto bastante importante y una fuente de ingresos extras con la que cuenta el gobierno desde enero, hoy vamos a intentar hacernos con el funcionamiento de la tasa, y lo vamos a hacer explicándote cómo funciona el impuesto a las loterías al detalle.

¿Cómo funciona el impuesto a las loterías?

Cabe destacar antes de pasar al ejemplo con el que creo que se entenderá mejor el impuesto de los juegos de azar varias cosas que a veces no se tienen claras y que pueden crear confusión entre los que juegan a ellos y que al final resultan ser los afectados por este nuevo gravamen:

  • Tanto los juegos de loterías del Estado como la ONCE están sujetos a este impuesto.
  • El impuesto afecta solo a los billetes premiados y no tiene ninguna aplicación en la venta de estos
  • El impuesto solamente se paga una vez hecho efectivo el premio y exclusivamente si éste supera los 2500 euros.

El gravamen a la lotería en un ejemplo:

Si mañana tienes la suerte de que la Primitiva, la Lotería Nacional o la Quiniela te hacen ganar un pellizco de 10.000 euros, entonces siendo una persona física la cosa quedaría así:

Los 10.000 euros serían el premio íntegro, pero para calcular los impuestos hay que restarles los 2500 que están exentos por ley. Así que tendríamos 7500 euros. A esos 7500 euros tenemos que calcularles un 20%, que es la tasa que se paga por el impuesto a las loterías, lo que nos daría un total de 1500 euros a pagarle a Hacienda. Por lo tanto, el ganador de un premio de 10.000 euros acabaría llevándose a casa un total de 8500 euros.

El premio no tributa en la Declaración de la Renta, con la excepción de que sea un premio que le haya tocado a una Sociedad, que tendrá que incluirlo como tal. Sin embargo, si ese premio se invierte en depósitos o valores, al año siguiente si que habrá que declararlos en Hacienda y pagar los impuestos de los beneficios que genere.

Vía: En Naranja

Imagen: Gonmi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...