Cómo deben ser los contratos de los TRADE

Los contratos con este tipo de trabajadores deben tener unas características especiales. Aquí te las presentamos.

Así son los contratos con los TRADE

Fue en el año 2007 cuando el Estatuto del Trabajo Autónomo comenzaba a introducir una nueva figura de especial naturaleza que con el tiempo tendría un auge de gran impacto: el TRADE. En otras palabras, hablamos de aquel trabajador autónomo económicamente dependiente que es capaz de percibir, por lo menos, un 75% de los ingresos de una misma compañía.

Ahora, más de diez años después, está más vigente que nunca a pesar de tener su respectiva polémica. Y es que debido a su estrecho margen con el llamado falso autónomo (una figura a la que se le asemeja con el fraude laboral por parte de algunas compañías), el TRADE, en algunos casos, no es de mucha confiabilidad.

El autónomo dependiente, como el resto de los trabajadores que trabajan en el mundo, cuenta con las mismas obligaciones fiscales. ¿Qué se recomienda en estos casos si eres uno de ellos? Ponte en manos de una asesoría online de confianza, ya que son ellos quienes saben cómo hacer una verdadera gestión fiscal para tus actividades financieras.

Características del contrato autónomo dependiente

Primeramente, debes saber si eres o no un trabajador autónomo dependiente (TRADE). La mejor definición es la de aquel trabajador que genera una actividad económica para cualquier compañía -o para un cliente- y donde recibe, por lo menos, el 75% de sus ingresos.

Según la normativa de los Estatutos del Trabajo Autónomo, los requisitos que deben tener son: no tener trabajadores a cargo, no ser titular del local, recursos y directrices propios, actividad diferenciada de los trabajadores del cliente.

Ahora bien, en cuantos los contratos del TRADE, cabe resaltar que el tipo de contrato debe ser uno mercantil, con una duración que debe ser acordada por las partes interesadas. En cuanto a su contenido, este debe tener: identificación de las partes, objeto y causa, régimen de la interrupción anual de la actividad, duración, declaración de cumplimiento de requisitos legales.

Asimismo, en el contrato debe estar detallado las actividades que se deben desarrollar, los descansos semanales, las vacaciones, la duración de la jornada laboral, el acuerdo de interés profesional, así como los requisitos expresados en el Estatuto de Trabajo Autónomo.

Por último, entre las características para que el contrato llegue a su fin o tenga una breve interrupción destacan: el mutuo acuerdo, desistimiento del TRADE o el cliente, otra causa legalmente establecida, cuando la trabajadora dependiente sea víctima de violencia de género, la muerte, jubilación o invalidez, la atención de responsabilidades familiares urgentes, situaciones graves de salud, maternidad o paternidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...