¿Cómo corregir los errores de la declaración de la renta?

Si te has equivocado o cometido algún error en la presentación de tu declaración de la renta, hoy te explicamos cómo solucionarlos para evitarte problemas con el fisco.

renta

Aunque en A Fin de Mes hemos estado hablando todo este período de cómo hacer correctamente la declaración de la renta, y también sobre cómo evitar los errores más frecuentes al presentar las cuentas anuales con el fisco, lo cierto es que todos somos humanos y podemos errar. Es por eso que hoy, a apenas días de que finalice la fecha tope para presentarla, queremos hablarte de cómo solucionar las imperfecciones que se te hayan podido quedar en tu declaración. Es decir, si ya la has presentado, pero crees que hay errores, lo ideal es subsanarlos cuánto antes.

Es bastante común pensar que los errores de la declaración de la renta se solucionan presentando una declaración complementaria o simplemente quedándose de brazos cruzados esperando que Hacienda tome cartas en el asunto. Esto es completamente erróneo porque los procesos dependen de si el error es a favor del contribuyente o de la Hacienda Pública. Quedarse de brazos cruzados no es la mejor opción porque la Agencia Tributaria puede interpretar mala fe y eso supondrá una multa más los recargos que haya que añadir por el plazo.

Así puedes corregir los errores de la declaración de la renta

Cuando hablamos de los errores de la declaración de la renta se pueden dar dos situaciones claras. La primera de ellas es que los datos que has olvidado u omitido salgan en un beneficio para ti. Ese procedimiento es distinto que si te has equivocado y el error es en beneficio del fisco. A continuación vamos a poner los dos ejemplos para que, sea cual sea tu caso, puedas solucionar cuanto antes este problema y puedas descansar tranquilo sabiendo que Hacienda no se comunicará contigo más.

Si los errores de la declaración de la renta son a tu favor

Cuando tu declaración de la renta contiene errores que hacen que sea más favorable para ti, el procedimiento correcto es rellenar una solicitud de ingresos indebidos. Con este documento, que te puedes descargar directamente desde la sede online de la Agencia Tributaria, reclamarás al fisco el importe que has ingresado o que no te han devuelto de manera errónea por haber presentado la declaración de manera incorrecta. Generalmente el proceso suele demorarse unas cuantas semanas, aunque no hay plazo fijo de resolución. Te tocará esperar.

Si los errores de la declaración de la renta son a favor de Hacienda

En el caso de que los datos que hayas omitido den un resultado a pagar mayor del que aparece reflejado en tu declaración, o se reduzca la cuantía a devolver si te ha salido de este modo, entonces hablamos de una declaración de la renta con resultado a favor de Hacienda. Para solucionar ese problema del que te acabas de dar cuenta debes presentar lo que se conoce como declaración complementaria. En realidad, es una declaración al uso en la que incluirás de nuevo esos datos que habías olvidado. En cuanto se presente la declaración, debes abonar el importe a Hacienda.

La temida declaración paralela

Lo que ocurre cuando no solucionas los errores de la declaración de la renta como hemos explicado en nuestro artículo de hoy es que Hacienda puede emitir lo que ellos llaman declaración paralela. En este documento, la Agencia Tributaria te presenta los datos que tú colocaste en la declaración y los que ellos tienen en su poder enfrentados. De esa manera, te presenta un cálculo de nueva liquidación que deberás abonar directamente al fisco. Si no estás conforme, puedes alegar, aunque deberás enviar las pruebas pertinentes para demostrar que tu declaración había sido correctamente realizada y que es Hacienda la que tiene datos erróneos.

Estés en la situación que estés, te recomiendo que subsanes cuanto antes los problemas que tenga tu declaración de la renta. Recuerda que la Agencia Tributaria puede reclamarte importe por declaraciones mal presentadas o con datos erróneos hasta cuatro años después de su presentación. En ese sentido, las multas, los intereses y los recargos pueden suponer una cifra mucho mayor que la deuda acumulada y meterte en un gran problema financiero que es sencillo de arreglar si haces lo correcto desde el principio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...