¿Cómo comprar una vivienda que le pertenece a un banco?

Lo que debes saber si deseas comprar una vivienda de segunda mano que pertenece a una entidad bancaria.

¿Cuál es el procedimiento para comprar una vivienda de un banco?

En el sector inmobiliario, la vivienda de segunda mano es la opción más reconocida. Esto es debido a que gracias a ella se registró un aumento de 10,1%, en el crecimiento de la compra de vivienda obtenido en el 2018, el nivel más grande en la última década.

Los métodos que los prometedores compradores utilizan para obtener este tipo de inmueble en su mayoría suelen ser dos: negociar de manera directa (o mediante anuncios) con el dueño de la vivienda para la compraventa; o dialogan primero con una agencia inmobiliaria.

En algunos casos, estos futuros compradores no tienen en mente una vivienda en particular, esto debido a que las residencias en manos de los bancos y fondos que se obtienen tras la implementación de una hipoteca pueden tener como escaparate a las inmobiliarias.

¿En qué debes fijarte si deseas comprar una vivienda de segunda mano?

Ricardo Gulias, especialista en finanzas del comprador bancario (iAhorro), señala que los pisos que son propiedad de los bancos y la Sareb (Sociedad de gestión de fondos originarios de la reestructuración bancaria) constantemente están tramitados por comercializadoras.

Gulias señala que en las compañías inmensas como Sílvia, Haya, Altamira o Servhabitat es común que empleen otras comercializadoras menores debido a que su volumen es colosal.

En el último eslabón de la cadena, las inmobiliarias tradicionales confían sus pisos a las comercializadoras pequeñas.

Previsiones que debes tener en cuenta

La cautela que debes tener con estas compras es la típica que hay que utilizar cuando se decide implicar una agencia en las negociaciones.

Principalmente, averiguar que dicha inmobiliaria conceda la nota simple actual (consignado por el Registro de la Propiedad); en este documento se detalla sobre el dueño de la vivienda, las potenciales cargas asociadas y las restricciones de uso.

Otros documentos que deberá entregar serán: una copia del castro, el certificado energético, la existencia o no de derramas, la cédula de habitabilidad (En Comunidades Autónomas donde está pronosticada), detalles sobre si la ITE está vencida o no y cuánto se paga de comunidad.

Para Gulias, es complicado que la vivienda de un fondo o de un Banco se venda mediante una inmobiliaria poco seria, ya que las comercializadoras no trabajan por un tiempo prologando con aquellos pisos que no se venden o que en los cuales no son capaces de darle solución a los problemas que puedan surgir.  

Destacando que la compraventa de una vivienda que es propiedad de un fondo o un banco pueden categorizarse como más lentas de la común y nada ágil.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...