Cómo cambia los alquileres la nueva ley de arrendamientos

Cada vez son más los españoles los que se deciden por el alquiler como opción de vivienda, pero en realidad la nueva ley, aprobada en verano, cambia bastante las normas que conocíamos

piso

Son los hogares de muchas familias que, cada día más, prefieren alquilar a comprar. Un reciente estudio realizado por Enalquiler.com entre sus usuarios demuestra que el 52% de los inquilinos consideran el arrendamiento una forma de vida. A pesar de este aumento en la demanda, el Gobierno aprobó el pasado 6 de junio la Ley de Fomento del alquiler que afecta a todos los contratos firmados después de esa fecha. La nueva ley de arrendamientos urbanos pretende flexibilizar el mercado del alquiler e incentivar que caseros pierdan el miedo a poner sus viviendas en alquiler.

Hoy aprovechamos para resumirte cuáles son los cambios más importantes que pueden afectarte a la subida del alquiler o a los plazos que la ley te da derecho para poder quedarte en el piso con el que has firmado el contrato. Aún así, en este caso nos centramos solo en esos dos aspectos, y en el enlace anterior encuentras toda la documentación al respecto explicada con mayor detalle.

Cómo cambia los alquileres la nueva ley de arrendamientos

  • Cambios en la renta de alquiler anuales: ahora ya no hay la obligación de actualizar el contrato de alquiler según el IPC. Sin embargo, el contrato puede especificar las subidas que se aumentarán de forma anual y que ese aumento será acordado entre ambas partes. Eso significa que puede que año a año tengas que asumir más costes que los que existían anteriormente con el IPC como base, al menos como inquilino. Como propietario tendrás más libertad en el precio y no dependerás de un valor externo como la inflación.
  • Cambios en la duración de los contratos: la duración de los contratos por ley pasa de cinco a tres años, aunque hay un año de prórroga si ninguna de las partes se pronuncia. Por norma general, el inquilino debe avisar con 30 días de antelación si quiere dejar antes el apartamento sin coste, aunque la ley dice que se puede pactar una indemnización por cada año que el inquilino haya adelantado su salida. El propietario, tiene 6 meses para anunciar al inquilino que cesa el contrato porque necesita el piso, aunque si quiere venderlo y el contrato esta registrado de forma oficial, deberá esperar a que cese si el inquilino quiere quedarse.
  • Inquilinos morosos: entra en vigor el deshaucio exprés que permite echar al inquilino que no paga con tan solo un mes de retraso en la renta.
  • Reformas: se constituye como forma de pago del alquiler la posibilidad de que el inquilino haga reformas en la vivienda, aunque siempre se debe recoger en el contrato y estar pactadas entre las partes.

Imagen: jdn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...