Cómo calcular un finiquito

Si te han despedido y no sabes cómo hacer el cálculo de tu finiquito, en el artículo de hoy te enseñamos a hacerlo para que compruebes que todo es correcto.

recibo

Si has tenido un contrato que por razones de la propia actividad de la empresa, o por otras causas se ha terminado, debes saber que tienes derecho a un finiquito. Pero, ¿qué es un finiquito? Aunque es un término muy conocido, no todo el mundo sabe que en este documento que presenta la empresa al trabajador al terminar su contrato, se deben incluir todas las prestaciones que quedan pendientes de liquidar. Es decir, en el finiquito han de detallarse todas las deudas que la empresa tiene todavía con su trabajador.

Al presentarse el documento al trabajador, éste puede firmarlo como conforme o firmarlo alegando además que hay alguna disconformidad en los datos que se han recogido. Esas disconformidades han de intentar solucionarse en primer lugar con la propia empresa. En caso de que no sea posible, habrá que solicitar en el plazo de 20 días hábiles una conciliación. Si ni siquiera por esta vía se obtienen los resultados que el trabajador esperaba, entonces habrá que acudir a los juzgados interponiendo una demanda con la ayuda de un abogado. Ésta es la opción más compleja y menos recomendable, pero en algunas ocasiones es la única que queda disponible para reclamar los derechos.

¿Qué se incluye al calcular un finiquito?

El cálculo del finiquito es una de las cuestiones que más preocupa a los trabajadores que no siempre saben si el documento que les presenta la empresa es del todo correcto o si no lo es. En este caso vamos a explicarte cuáles son los conceptos que deben aparecer al calcular un finiquito para que puedas repasarlos con calma y asegurarte de que son correctos en el documento que te han presentado. Además, justo después de este párrafo te mostramos un ejemplo de cálculo de finiquito para que tengas todavía más claras las cuentas de cada uno de los apartados.

  • El sueldo que se debe del mes del despido. En este caso debe calcularse en proporción a los días que efectivamente se ha trabajado durante esa mensualidad.
  • Las pagas extraordinarias que no se han disfrutado calculadas en su parte proporcional
  • Las vacaciones que se han generado por el trabajo realizado y que todavía no se habían disfrutado a la fecha del despido.
  • La indemnización por despido, si es que corresponde. Hay que recordar que si se trata de un despido objetivo o improcedente se deben incluir 20 días por año trabajado o 33 días por año trabajado. En caso de que se trate de un despido disciplinario o de una baja voluntaria este concepto no aparecerá reflejado en el finiquito.

Un ejemplo de finiquito

Para ayudarte a la hora de calcular un finiquito, vamos a poner un ejemplo en el que especificaremos todos los aspectos que hemos mencionado en el párrafo anterior para que te sea mucho más sencillo hacer tus propias cuentas. Lo único que debes realizar es el cambio de los números de los ejemplos por los tuyos propios y obtendrás los números que indicarán cuánto te deben abonar como finiquito en tu empresa.

Para un salario de 1.000 euros brutos al mes, con dos pagas extras de 1.000 euros, tendríamos en términos anuales un total de 14.000 euros brutos (38,36 €/día). Si el despido para este contrato estuviese previsto para el 30 de junio de 2016, y a fecha de hoy hubiese disfrutado de 10 días de vacaciones de los 22 días que se corresponden con las totales del año, los datos de los que partiríamos serían:

  • Salario devengado:(1.000 euros / 30 días) * 30 días trabajados = 1000 euros
  • Parte proporcional de las pagas extraordinarias
    Navidad = (1.000 euros / 365 días) * 181 días transcurridos desde diciembre = 495,89 euros
    Verano = (1.000 euros / 365 día) * 365 días transcurridos desde julio = 1000 euros
  • Vacaciones generadas y no disfrutadas:
    (22 / 365) * 166 días transcurridos desde diciembre – 10 días consumidos = 0 días de vacaciones
  • Indemnización por despido objetivo:
    20 días * 2 años trabajados * 38,36 €/día = 1.534,4 euros

Con toda la información que te hemos planteado ya sabes cómo calcular un finiquito. Tan solo te queda sustituir tus datos por los del ejemplo y echar las cuentas de cuánto te debe pagar la empresa. Al mismo tiempo, asegúrate de comprobar que aparecen todos los conceptos que hemos detallado en el documento. En todo caso, debes saber que si te enterases de un error una vez firmado y abonado el finiquito, aún tienes un año desde la fecha de la firma para hacer una reclamación a través de los tribunales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...