Cómo ahorrar en enero: cuidado con las rebajas y controla tus gastos

La famosa cuesta de enero hace que muchos vengan de las Navidades con grandes propósitos de ahorro pero pocas posibilidades por haber agotado el presupuesto. Hoy te enseñamos a darle la vuelta con algunos trucos.

ahorrar en enero

En nuestro blog A Fin de Mes hemos compartido contigo algunos trucos para ahorrar dinero durante 2016. De hecho, te hemos presentado un listado con ideas que te pueden resultar muy útiles sobre todo si quieres llevar a cabo una estrategia que funcione a lo largo del año. En aquella ocasión distinguimos los consejos dependiendo de cada mes del año, porque precisamente cada uno tiene sus particularidades y celebraciones. Ya entonces te comentamos que además de ese artículo general, iríamos mes a mes comentando más ideas para conseguir un ahorro importante al terminar el año.

Ahora comenzamos con el artículo de enero, un mes que no nada sencillo para el ahorro. Se vienen de los excesos de Navidades y aunque algunos usuarios comiencen con muchas ganas de conseguir ahorrar, es cierto que no todos parten de la misma situación. Si ya te has endeudado o gastado más de lo previsto, será realmente complicado que puedas volver a cero tan fácilmente. Aún así, los trucos que te damos para afrontar la temida cuesta de enero y salir victorioso ahorrando, vienen a continuación. ¡Toma nota de ellos!

Las rebajas con cabeza

Uno de los eventos más importantes con los que se comienza el año y que suponen un buen gasto de dinero si no se planifica son las rebajas. De hecho, para evitar caer en tentaciones solo por el precio, o simplemente acabar comprando aquello que no necesitas porque te apetece darte un capricho, lo mejor será tenerlo todo claro en casa y acudir solo a por lo que realmente se necesita. Además, hay que prestar atención a algunos de los timos más habituales y a las prendas que pueden tener fallos. Si bien todo está regulado por ley, siempre hay algún negocio que acaba saltándosela con las consecuencias evidentes para el consumidor. Así que sobre este tema, dos advertencias: cuidado con lo que gastas y cuidado con lo que compras.

Salir de las deudas cuanto antes

Si te has endeudado para viajar en Navidades, para hacer las compras de regalos o por cualquier otro motivo, comenzar enero de 2016 debe tener como objetivo prioritario acabar con ellas. Sino, será muy difícil que te puedas marcar una senda de ahorro y cumplirla porque tendrás que considerar que los ingresos deben repartirse entre los gastos de ahora, los del pasado y la propuesta de ahorro que te habías planteado. Y muy probablemente no dará para todo.

Empezar organizando las finanzas domésticas

La organización de las finanzas domésticas es clave para entender en qué gastas el dinero y cómo te lo gastas. Sin esto, no podrás gastar menos o ahorrar más. En ese sentido, creo que es importante recordar uno de nuestros artículos en el que os contábamos algunos buenos trucos para poder sacarle partido a la tecnología y poner a la vez en orden la economía familiar. Si todavía no has probado ninguna de las apps que te permiten hacer un seguimiento de ingresos y gastos categorizándolo todo, es un buen momento para hacerlo. Si ya la tienes, te recomiendo que le hagas más caso y procures optimizar cada euro para lograr el objetivo de ahorrar dinero en 2016.

Ponerte una meta asequible a cumplir todos los meses que restan del año

Enero es el primer mes del año. Pero quedarán once hasta que el 2016 se termine. Puede que las buenas intenciones no sean suficientes para todo aquello que queda por vivir. En ese sentido, lo mejor es plantearse distribuir toda esa dosis de positivismo a lo largo de los meses que restan. Me refiero a no querer abarcar demasiado para después venirse abajo a medias porque el objetivo planteado no era realista. Lo mejor es apostar por un objetivo que sea realmente accesible para las finanzas domésticas y no convertir al ahorro en una carga con la que no se puede vivir. Ahorrar debe ser un hábito saludable y además algo que te reporte un beneficio. No algo a lo que te sientas obligado y con lo que estés mal.

Está claro que nos quedan muchos meses por delante para poder planificar el ahorro en este 2016, pero no es menos cierto que unas buenas bases pueden hacer que las cosas funcionen mejor. Enero es el mes para establecer esas bases de un plan que funcione a largo plazo. Si le dedicas tiempo suficiente notarás como en los meses sucesivos todo se convierte en algo mucho más sencillo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...