Bruselas aumenta las expectativas de crecimiento en España

Europa mejora considerablemente las cifras que preveía para España para el próximo año. En este caso duplica la tasa de crecimiento alcanzando para todo 2014 el 1%.

crecimiento

Parece que el crecimiento de España será mejor de lo que se esperaba. Al menos eso es lo que ahora dice Europa, y lo que el gobierno ha modificado en sus propias expectativas hoy mismo. Si bien en un principio ambos actores políticos esperaban que nuestro país tan solo creciese a un ritmo económico del 0,5% del PIB, ahora resulta que nos encontramos en una situación mucho mejor, ya que la expectativa para todo lo que queda de año 2014 es del 1% según ambos entes.

Evidentemente, en el cambio de tendencia se incluyen factores como la reforma laboral que ha hecho mucho más flexible el despido y por lo tanto que las empresas acumulen mayores beneficios en sus arcas, los cuales destinan luego a inversiones propias o de terceros pero que se cuentan como riqueza generada en el país. También lo ha hecho en gran medida la exportación, que está en niveles récord y actualmente sostiene a la mayoría de la economía dedicada al comercio y a la producción de bienes y servicios. Tampoco cabe olvidarse del turismo, que en 2013 marcó récords históricos de visitantes, y se espera que este 2014 mantenga su tendencia. Y estos, y factores externos como el de inversores extranjeros que ven España como el mercado de las gangas han influido a la hora de elevar ese crecimiento hasta el 1% de previsión para este año en curso.

Y si bien muchos están celebrando que Bruselas aumenta las expectativas de crecimiento en España, hay que tener en cuenta que el informe no ha sido una alabanza a las políticas económicas sin más. En él hay unos cuantos tirones de orejas. De hecho, se comprueba el estupor que causa la deuda española, en su máximo histórico y que parece no tener freno. Sobre ella las expectativas auguran que pronto se llegará al 100% del PIB, lo que supone que deberemos tanto como tenemos en el conjunto de la riqueza de España.

Tampoco cabe perder de vista al déficit, el cual no es que vaya por el mejor camino, si bien parece que el ejecutivo ha conseguido mantenerlo en la cifra prometida conteniendo pagos de deuda y aplazándolos para este año 2014. Pero para este año, el límite del déficit público pactado es todavía menor, y al ser año electoral los gastos se disparan y los recortes deben bajarse en caso de no querer seguir adoptando medidas impopulares. Y todo esto, preocupa a Europa.

Vía: El País

Imagen: olgaberrios

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...