¿Tiene solución el problema de las pensiones en España?

Las pensiones pueden convertirse en un problema para España, pero con algunas estrategias se pueden hallar soluciones.

Cómo se pueden solucionar el problema de las pensiones en España

Uno de los principales problemas que hoy enfrenta el gobierno de España gira en torno al sistema público de pensiones. Con la esperanza de vida aumentando cada vez más, el ejecutivo se ve en la ardua tarea de lidiar con una situación que ya es de conocimiento público.

El último estudio realizado apunta a que las personas van a superar los cien años según su esperanza de vida. Si recordamos que la jubilación entra en función a partir de los 65 años de edad, el dolor de cabeza en el gobierno se hace sentir. Se trata de al menos 35 años de pensión que el estado debe proveerle al ciudadano. Dadas las circunstancias y los patrones que se han venido cumpliendo además de la planificación a realizar a mediano y largo plazo, las dudas sensatas empiezan a saltar a la vista de propios y extraños.

Números que aumentan

El incremento de afiliados al sistema de pensiones no cesa. En 2017 se esperaba un aumento de 500 mil personas, las cuales exigen una remuneración digna para su retiro. Pero la relación entre ingresos y gastas a veces no es positiva, disminuyendo las reservas. Alberto Nadal, Secretario de Presupuestos de Estado, es uno de los responsables de que todo encaje. El año pasado anunció la habilitación de un crédito de más de 10 mil millones de euros para asegurar el pago de las pensiones, decisión que evita golpear el Fondo de Reserva.

¿Este modelo es ideal para su aplicación a mediano y largo plazo? No. Así de sencillo. 2017 representó en este aspecto un gasto total que superó los 123 mil millones de euros, un 3% más que 2016. Y para este año la tónica se mantendrá.

Quién interviene

El Estado está en la obligación de hacer frente a esto pensando en metodologías distintas y situaciones que llamen a un cambio en pro de abandonar la dependencia en el presupuesto nacional. Parece tarea sencilla, pero se trata de acabar con una plataforma con años de acción. Si la empresa privada se logra involucrar, el primer paso positivo se habría dado. Este sería un sistema complementario de ahorro donde la empresa privada se encargue de manejar las cotizaciones hasta el momento en el que la persona decida jubilarse. La distancia parece ser enorme entre una institución y otra, pero en casos como estos puede ser ganancia para ambos construir los puentes necesarios para acercarlos.

Tomar el ejemplo neoliberal

En países como Suecia y Letonia se han presentado recursos diferentes que cuentan con la aceptación de otra serie de naciones, cuyos propósitos estarían arrimándose hacia esta práctica. Este sistema es de cuentas nocionales. No, no nos equivocamos de letra. Cuando te jubilas el estado calcula el dinero de tu caja de cotizaciones mediante una norma aritmética según lo cotizado a la hora de jubilarse, sumada a la esperanza de vida para ese año, tomando en contra el factor de anticipo de edad.

Pase lo que pase, y según estos ejemplos, el Gobierno debe tomar cartas en el asunto y estudiar nuevas medidas, pues algo parece no disminuir: la esperanza de vida en España.

No es trabajo sencillo

El tema de las pensiones es una constaste que, para lamento de los responsables, no apunta a una clara salida. Esto, por más que los distintos personajes encargados quieran resolver de la mejor manera posible, seguirá siendo su principal dolor de cabeza.

Con cada vez hay más personas sumándose al sistema, el presupuesto será más elevado, tomando cada vez más espacio dentro de la reserva. Los créditos son una opción para el gobierno, cuya emisión de bonos podrá ser de ayuda, pero no siempre se sostendrá así.

Para los que miran a futuro y quieren involucrarse en el entorno político, deben entender que este es uno de los principales retos para los que se encuentran en el gobierno, pues enfrentar esta enorme situación es tarea de unos pocos en pro de millones de ciudadanos.

Reducir el desequilibrio

Como en una tesis, existen objetivos específicos que los organismos pertinentes deben resolver, pero de poco vale si el objetivo general no se concreta. Así debe ser visto por los responsables. No se les pide resuelvan todos los problemas de los ciudadanos, pero sí que al menos busquen atacarlos.

Lograrlo no es fácil, pero un buen plan puede ayudar a destrabar la situación. Acá, para muchos, los puntos a resolver:

  • Estudiar el sistema de pagos en otros países de la región.
  • Buscar ayuda en la empresa privada.
  • Apostar por políticas que no afecten de manera aguda el equilibrio.

Lo más importante del problema es haberlo detectado. España no verá, al menos a corto plazo, un cambio drástico en los patrones comunes de esperanza de vida. Con esto sobre la mesa, se debe comenzar a trabajar, de manera que los ciudadanos reciban pensiones justas, sin que ello desestabilice en demasía el presupuesto de la nación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...