Subvenciones para sistemas de biomasa para particulares en Galicia

Se ha abierto la convocatoria de un nuevo plan para renovar sistemas de calefacción y generación de energías renovables para personas físicas en la que conseguir ayudas para la instalación de biomasa.

biomasa

La biomasa es una de las fórmulas energéticas más económicas que existen en la actualidad. Sin embargo, las instalaciones no son precisamente económicas y son muchos los españoles que les temen por lo novedosas que resultan en el mercado. El contenido ecológico de este tipo de sistemas hace que cada vez sean más populares y es por eso que cualquier ayuda o subvención que exista resulta particularmente interesante para conseguir reducir el impacto de la inversión inicial en la economía doméstica.

En nuestro blog hemos hablado en muchas ocasiones acerca del tipo de energía que deberías elegir para ahorrar dinero, así como el tipo de electrodomésticos o, incluso recientemente, de lo importante que resulta el certificado energético a la hora de conseguir una optimización del gasto en energía. El funcionamiento de este tipo de sistemas suele estar generado por los llamados pelets, que no son más que concentrados de materia orgánica capaz de mantener altas temperaturas a un coste más bajo que el de otro tipo de energías. Hoy vamos a explicarte que ya está abierto el período de subvenciones para conseguir una ayuda en Galicia si vas a instalar este tipo de proyecto.

Ayudas para biomasa en Galicia

La convocatoria de la subvención de la que te estamos hablando se encuentra disponible dentro del apartado de energía de la web oficial de la comunidad gallega. Los fondos de la ayuda proceden en parte de Europa, en la que uno de los objetivos es reducir la contaminación así como la apuesta por energías renovables en los hogares de los ciudadanos. El proceso para hacer las solicitudes está actualmente abierto y para hacerte con la tuya debes rellenar la solicitud directamente online.

El período finalizará el próximo 3 de marzo para los particulares que vayan a instalar una caldera de biomasa o similares en su propio domicilio. Solo se puede solicitar una ayuda por vivienda y beneficiario. Además, para evitar fraudes, el funcionamiento de la subvención es doble. Aunque es el beneficiario el que la solicita con el proceso indicado en el párrafo anterior, debe adquirir el material y la mano de obra por el importe final por el cual solicita el dinero a través de una de las empresas que se han dado de alta. El dinero no lo recibe el beneficiario, sino que se descuenta directamente de la factura y la Administración se lo reintegrará a las empresas que presten este servicio. El plazo final de la ejecución de la obra para que pueda ser subvencionable se extiende al mes de septiembre de este mismo año.

Aquellas viviendas que hayan visto como su sistema de calefacción se estropease o necesite de una renovación podrían plantearse la apuesta por la biomasa de una manera un tanto más económica. Las subvenciones dependen en general del tipo de instalación que se lleve a cabo y los máximos se establecen en función de la potencia total. Como máximo se podrá subvencionar el 60% del coste y dentro de éste son conceptos subvencionables tanto el producto, como los accesorios necesarios, la mano de obra e impuestos indirectos como el IVA.

Las ayudas en otras comunidades autónomas

Aunque la convocatoria actual de ayudas y subvenciones de biomasa a la que puedes acceder al link anterior es exclusiva para Galicia, y hay que residir y tener una vivienda en dicha Comunidad Autónoma para poder optar a ella, no es en el único sitio en el que se pueden conseguir este tipo de propuestas para instalar biomasa en casa y ahorrar dinero en energía y en contaminación bioambiental. Las previsiones de Bruselas continúan apostando por este tipo de ideas que cambiarán el mundo hacia uno un poco más verde y, por lo tanto, debes echar un vistazo a las webs oficiales de Industria y Energía de tu Comunidad Autónoma para enterarte de cuándo se lanzan. Generalmente las convocatorias son online y anuales con lo que tendrás muy probablemente la oportunidad de conseguir la tuya si te interesa el tema.

Antes de finalizar, cabe destacar que la biomasa, además de no contaminar, producirse a partir de residuos orgánicos y ahorrar energía es capaz de emplear a cientos de trabajadores para recoger todos esos residuos vegetales que luego se comprimen y se convierten en un material óptimo para la conservación del calor. Además, la instalación es casi inmediata y eso es otro de los pros para aquellos consumidores que no quieren complicarse demasiado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...