¿Quieres digitalizar tu empresa? ¡Apunta estas ayudas de la Cámara de Comercio!

También hay ayudas para que pymes y autónomos puedan mejorar la digitalización de sus empresas, conócelas y aprovéchate de ellas

Desarrollo digital para pymes y autónomos

La importancia de la digitalización ya ha calado en la mayoría de las empresas. La Cámara de Comercio de España, sigue apostando por ello y ha puesto en marcha para este 2017 la tercera edición de TICámaras, un nuevo programa de ayudas para invertir en la digitalización de autónomos y pymes (empresas con menos de diez empleados) de todo el territorio nacional.

El programa cuenta con un presupuesto de 5,6 millones cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) e inyectará hasta 7.000 euros en los proyectos de implantación de herramientas tecnológicas para la digitalización.

Hasta la fecha, según la Cámara de Comercio, más de 3.600 empresas se han beneficiado de la iniciativa. En el año 2015 se diagnosticaron 2.112 negocios y se implantaron 1.798 planes de nuevas tecnologías.

Toda la información se puede encontrar en la página de la Cámara de Comercio de España. Buena muestra, por cierto, en cuanto a su calidad, de lo que desean para los demás.

Importancia de la digitalización

La digitalización de las pymes es una obligación en un entorno cada vez más cambiante. El peso del desarrollo digital, cada vez mayor, en los procesos de producción, venta y comunicación, lleva a las empresas a un negocio multicanal, con introducción constante de nuevas tecnologías y su aplicación en todos los sectores de la economía. La digitalización es ya un paso innegable que obliga a las pequeñas y medianas empresas a una adaptación constante para no perder el ritmo del mercado.

Este componente digital y tecnológico, junto a la inversión en investigación y desarrollo, también supondrá cambios en el mercado del trabajo con el surgimiento de nuevas profesiones con una función digital mucho más marcada, y llevará a los trabajadores a un reciclaje continuo para mantener unas buenas posibilidades dentro del mercado laboral.

Las empresas han entendido que la presencia en Internet es algo determinante. La mayoría cuentan ya con su página web y un mínimo despliegue en el conjunto de las redes sociales. Hoy no se entiende el crecimiento de las pymes sin una estrategia que sepa combinar diversos canales, tanto digitales como presenciales.

Digitalizarse supone también aprovechar nuevas formas de obtener información, como la gestión de datos masivos (big data), con unas tecnologías que hacen cada vez más accesible la ingente cantidad de información que se recaba en un entorno digital. En ella se tienen en cuenta elementos como el posicionamiento SEO (de cara a los buscadores de internet), la movilidad del usuario en los entornos web de la empresa, la comodidad y percepción del usuario a la hora de navegar por el portal propio o el aprovechamiento de las técnicas de marketing digital para potenciar al máximo el negocio.

Respecto a los desafíos que plantea la digitalización, no solo están orientados a adaptarse al mercado y sacar el máximo provecho de las nuevas posibilidades de la tecnología para aumentar los ingresos, sino que en un entorno de globalización y con unas redes con carácter mundial, es importante protegerse de la ciberdelincuencia, proveyendo de mayores medidas de seguridad. Garantizar que el usuario y cliente trabaja y navega en un entorno seguro es esencial.

Finalidad de TICámaras

La finalidad del nuevo plan de la Cámara de Comercio es favorecer la competitividad del tejido empresarial español mediante la adopción y el empleo de tecnologías digitales. Para lograrlo, el programa establece dos líneas de actuación, una dirigida al impulso de la productividad y el ahorro de costes, y otra para sacar el mayor provecho a las oportunidades comerciales que el marketing digital y el email marketing ofrecen.

“Aportamos soluciones (dicen en la propia página de la Cámara) para mejorar la competitividad del negocio a través de la incorporación de nuevas tecnologías, como por ejemplo: Herramientas de productividad en la nube: ERP, CRM (sistema de gestión de clientes), TPV, loT, Big Data, realidad virtual… Comercio electrónico: web, tienda online, pasarela de pagos, facturación electrónica, firma digital… Marketing digital: posicionamiento web, email marketing, social media, aplicaciones móviles, loT…”

Los autónomos y las pymes que quieran acogerse a este sistema de ayudas pasarán por un proceso de dos fases. La primera de ellas consiste en un análisis exhaustivo de necesidades realizado por expertos de la Cámara de Comercio de forma gratuita sobre el grado de digitalización y el nivel de aprovechamiento de las tecnologías de la empresa solicitante, así como sus posibilidades de mejora, recomendando diferentes opciones para ello.

Este diagnóstico dará pie a la segunda de las fases, durante la cual los proveedores, elegidos por la propia empresa, implantarán las soluciones TICs previstas y las Cámaras de Comercio tramitarán las ayudas.

La Cámara de Comercio cubrirá entre el 50 y el 85 % del coste de la inversión hasta un máximo de 7.000 euros y dependiendo de la comunidad autónoma en la que desarrolle su actividad la empresa solicitante, a la que se le realizará un seguimiento del proyecto.

Entre las deficiencias más comunes figuran la desactualización de la página web o incluso la ausencia de la misma, la gestión desacertada de redes sociales y de sus herramientas de monitorización, o la falta de una plataforma electrónica. Es un buen momento para ponerse al día.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...