¿Cómo funciona la ayuda familiar para desempleados?

Si estás en el paro y actualmente no cobras ninguna prestación puede que te interese conocer los requisitos y las claves del funcionamiento de la ayuda familiar. Hoy las resumimos en nuestro artículo.

ayuda familiar

Son muchos los parados que han agotado su prestación contributiva y otros los que no tienen derecho a ella. Sin embargo, pese a las reducciones que se han producido en ese sentido, tanto en el endurecimiento de las condiciones para obtener ayudas y subvenciones complementarias, como en el importe de éstas que en los casos de los empleos a tiempo parcial pueden verse reducidas a la mitad, todavía hay personas que teniendo derecho a alguno de estos programas no saben bien cómo funcionan. Hoy queremos hablarte de la ayuda familiar para desempleados y de los requisitos que debes cumplir para acceder a ella.

La ayuda familiar para desempleados es un subsidio que se concede a aquellas personas que no reciben ya la prestación contributiva, ni ningún otro tipo de renta asimilada y que tienen responsabilidades familiares a cargo. Además, para poder obtenerla, es necesario acreditar un bajo nivel de rentas que actualmente se sitúa en el 75% del SMP. Eso significa que en el total del núcleo familiar no pueden ingresarse más del 75% del salario mínimo español por cabeza, ya que de otro modo se considera que la familia tiene suficientes ingresos como para subsistir.

Todo lo que debes saber sobre la ayuda familiar a desempleados: requisitos

  • Haber agotado el desempleo contributivo. Es decir, se debía tener derecho al paro y haberlo cobrado previamente al acceso a esta ayuda. En ese sentido, los autónomos quedan excluidos.
  • Estar desempleado e inscrito como demandante de empleo. Además, la persona que solicita la ayuda debe haberse mostrado proactiva en la búsqueda de trabajo, no haber rechazado ofertas laborales ni tampoco formativas.
  • No disponer de tener rentas superiores al 75% del salario mínimo. La cuantía total del cálculo asciende actualmente a 486,45 euros mensuales. Con las reformas que se han implementado no solamente se comprueban los datos del solicitante, sino también aquellos referentes a la unidad familiar que de media tampoco podrá superar ese umbral para la concesión de la ayuda.
  • Deben existir responsabilidades familiares por parte del solicitante. Entre ellas se cuentan los hijos menores de 26 años, el cónyuge o hijos con discapacidad o dependientes económicamente del solicitante.

El importe que se concede por esta ayuda familiar a desempleados es fijo y se corresponde con el 80% del IPRM. En este caso, como la cuantía no se ha modificado, se mantendría el total de la ayuda percibida de forma mensual en 426 euros.

Plazos de presentación

Respecto a la tramitación de la solicitud hay algunas condiciones que se deben cumplir para que se conceda la ayuda familiar más allá de las que se establecen en los requisitos antes mencionados. De hecho, se debe esperar un mes desde que se pierde el derecho a la prestación contributiva para poder solicitarla. Una vez pasado ese plazo, se dispone solo de 15 días hábiles para poder presentar la solicitud. Si se presentase fuera de plazo, no se perdería automáticamente el derecho, aunque solo se obtendría el pago por los días que falten entendiendo como fecha de inicio de la ayuda el período anteriormente mencionado. La solicitud de la ayuda se puede presentar con un trámite online o acudiendo en persona a las Oficinas de Empleo. También se pueden descargar los formularios y entregarlos en cualquier registro público.

Con respecto a la duración de las ayudas familiares a desempleados éstas son de 6 meses. Aunque se puede renovar, a solicitud del interesado y siempre y cuando cumpla las mismas condiciones de la concesión por un período total de un máximo de 18 meses. Se debe recordar siempre la renovación, ya que de no hacerlo se puede arriesgar a perderla o, como ocurre con la concesión, a una penalización de cobrar solo los días restantes que quedan entendiendo el plazo tal y como lo marca la norma.

Es cierto que tanto los importes que se conceden de la ayuda familiar como los plazos y requisitos son realmente estrictos. Sin embargo, a veces esa pequeña cantidad de dinero puede salvar a muchas familias que han encontrado el desempleo y que se encuentran desesperadas por no saber cómo seguir hacia adelante con sus responsabilidades familiares. Si es tu caso y todavía te quedan dudas, te animamos a que acudas a los servicios de empleo a informarte y a consultar lo que no sepas sobre tu caso concreto. Es probable que puedas obtener un alivio presentando esta solicitud. ¡Mucha suerte!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...