Aumentan las reparaciones en el hogar por la crisis

Las reparaciones de electrodomésticos y de genéricos en el hogar puede suponer un ahorro importante de dinero frente a la compra de nuevos servicios y productos

reparacion

Estos días hemos estado hablando de la posibilidad de ahorrar dinero reparando los electrodomésticos o las cosas del hogar. Sin embargo, no siempre sale rentable hacerlo por el hecho de que las piezas suelen ser más caras que cambiar el electrodoméstico por uno nuevo. De todos modos, aunque cada caso concreto sea un mundo para comprender si conviene o no, hay que decir que en todos los sentidos la crisis ha hecho que optemos por este método que las abuelas conocen muy bien, ya que ellas a diferencia de las más nuevas generaciones, las de la sociedad de consumo, lo reparaban todo para darle cientos de usos.

Precisamente con la noticia de que aumentan las reparaciones en el hogar por la crisis nos damos cuenta de que en realidad las costureras han vuelto a ver como sus talleres tienen demanda, no tanto para hacerse un vestido o traje a medida, sino para ensanchar, cortar o darle nueva vida a prendas que ya no nos valían tal y como estaban. Al mismo tiempo, ha aumentado el interés de los consumidores por aprender trucos que les permitan ser ellos mismos los que le dan un segundo uso a las prendas de moda.

Tampoco el negocio del calzado se queda atrás, ya que mientras antes no nos compensaba llevar los zapatos al zapatero a poner nuevas tapas y a repararlos porque preferíamos comprar otros nuevos, cada vez son más los que lo hacen, y que para darle nuevas formas y que no dejen de llevarse optan por darle una nueva mano de pintura de otro color para conseguirlo.

Por supuesto que los técnicos electricistas y especialistas en los distintos electrodomésticos como TV, aires acondicionados o instalaciones genéricas no han tampoco resentido tanto la crisis, porque la demanda de su trabajo se ha duplicado, y aunque muchos han bajado los precios por la competencia, la verdad es que de momento no les falta trabajo, y si la recesión continúa no parece que les vaya a faltar en una larga temporada.

Además, como he comentado en otras ocasiones hablando de costumbres de las abuelas a las que hemos vuelto, quizás cuando no todo pase, no volvamos a ser los mismos y hagamos que estos hábitos de ahorro se queden en nuestra vida. ¿A ti qué te parece? ¿Eres de los que seguirá reparando en lugar de comprar algo nuevo cuando pase la mala racha?

Imagen: Daquella manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...