Así funciona el efecto dotación en tus inversiones

El efecto de dotación es conocido por ser una trampa que nuestro cerebro nos coloca. Aquí te contamos más sobre este fenómeno.

inversiones a largo plazo

El efecto de dotación es conocido por ser una trampa que nuestro cerebro nos coloca, se debe a que afecta la capacidad que tiene cada persona para realizar alguna toma de decisiones, o efectuar un análisis.

Por lo tanto, se considera que el efecto dotación es como un acto reflejo que hay que considerarlo un poco más, este es el que ocasiona que valoremos los objetos que se encuentre en nuestra posesión, en comparación a otros que no.

Un claro ejemplo de esto, so nuestras casas o autos, son objetos muebles e inmuebles que se encuentra bajo nuestra posesión y que, diariamente cuidamos para preservar y alargar su vida útil.

Si comparamos nuestro hogar con la de tu vecino, ¿pagarías el mismo valor de ellas? El pensamiento más común es que no sea así. Mentalmente le atribuyes un valor económico menor.

El efecto dotación sirve para determinar si el objeto en el que realizaremos la inversión, verdaderamente vale la pena.

Causas del efecto dotación

¿ES común que le demos más valor a los objetos que ya poseemos frente a otros que aún no adquirimos? La respuesta es sí, esto se debe a que lo primero que pesamos antes de realizar alguna inversión es el valor sentimental que tenemos con lo antiguo.

Esta es una de las razones por las que le sumamos más valor a nuestras pertenecías, que a las futuras inversiones u objetos ajenos. Al final, nuestro cerebro está programado para recordar los buenos recueros y con el tiempo, desplazar los malos.

No obstante, este efecto también lo causan ciertas decisiones u objetos que no poseen una gran carga emocional, esto ocurre con los objetos simples, como alguna cartera, un porta cosméticos, bolígrafo, calculadora, entre otros.

Con esto, determinamos que la causa del efecto dotación son las emociones que tenemos sobre los objetos. En el caso que vayamos a vender algo, le sumamos un valor elevado al producto por esta razón.  

Consideraciones generales

El efecto dotación tiene una desventaja, esta, en la mayoría de los casos afecta nuestras finanzas personales. Esto se debe al vínculo emocional que sentimos hacia ciertos objetos, ellos son los que nos llevan a cometer algún tipo de error financiero.

Si procuras vender tu casa, debes evitar que el efecto dotación interfiera con esta acción, es posible que, por él, coloques un precio a tu inmueble, mayor que el que se halla en el mercado.

Tienes que dejar que la razón, supere a los sentimientos en estos casos. De lo contrario, tus finanzas caerían paulatinamente, generando una pérdida económica muy amplia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...