Aprende cómo distinguir si un crédito es bueno y de calidad

A veces queremos utilizar un crédito pero no sabemos cómo, lo mejor es identificar si de verdad es un buen y útil crédito

Identifica un crédito ideal para ti

El internet se ha convertido en el nuevo terreno al que van las personas para pedir sus créditos en línea. La gran mayoría de los hogares en España tienen conexión, y existen millones de personas que navegan a diario.

Ese cóctel, aunado al confuso panorama que se avecina debido a la gran enfermedad de 2020, es algo que ha logrado que las miradas vuelvan a centrarse en las financieras online que ofrecen préstamos rápidos y de todo tipo.

El inconveniente de este panorama es que está en peligro que los préstamos no sean buenos. Debemos advertirte que la mejor solución que pedir un crédito o préstamo es apelar a los ahorros de los que se disponga, ya que ahorra el tener que pagar un extra y, en definitiva, enfrentar otra deuda.

No obstante, hay veces en las que no hay más remedio y se vuelve necesario saber cómo diferenciar un buen préstamo en línea.

¿Cómo saber cuál es un buen préstamo online?

Hay realmente muchísimos préstamos de calidad, incluso en internet. Es verdad que hay muchas propuestas de incierta calidad, que tienen como única finalidad atosigar al consumidor con altos intereses, plazos encarecidamente cortos y unas circunstancias que no son nada positivas para la parte solicitante.

También están los buenos, que dan facilidades y que tienen como fin dar una ayuda real a las personas que lo ameriten para enfrentar cualquier clase de complicación económica.

Realmente puedes leer mucho sobre préstamos online de calidad, en una web dedicada a la comparación de estos productos financieros. Sin embargo, te lo vamos a poner un poco más fácil brindándote las claves con las que puedes distinguir un préstamo instantáneo fiable, de calidad y completamente satisfactorio.

Una técnica que diferencia a lo bueno de lo malo, y que realmente puede ayudarte a capear algunas deudas con todas las facilidades posibles. Aunque, tenemos que advertirte, siempre va a ser mejor recurrir a los ahorros antes que pedir crédito.

Debemos tener intereses bien precisados

Los intereses son el gran rival de los préstamos que se solicitan tanto dentro como fuera de internet. Muchas entidades financieras, y hasta entidades bancarias, normalmente añaden porcentajes extra a los préstamos que se piden, cosa que después se traduce en un mayor importe total a pagar.

El inconveniente en este ámbito está en que, a veces, los intereses son muy elevados, y eso puede ser un problema realmente grave.

Se conocen casos de financieras online que han solicitado pagar el doble del importe solicitado, y todo mediante intereses y comisiones extra. Eso es algo que debe ser evitado, y lo primero que debes rechazar al momento de buscar un crédito online.

Las buenas ofertas en este ámbito poseen intereses disminuidos, de hecho, hay algunos créditos rápidos que trabajan con intereses del 0%, algo esencialmente ideal para pagar solo por el importe solicitado.

1 – Plazos extensos y modificables

Aparte de los intereses, la otra variable que se debe controlar mucho es la de los plazos de tiempo. Los préstamos tienen que devolverse en una ventana de tiempo que se acuerda de manera previa con la entidad, algo que puede ir desde treinta días hasta varios años.

Incidimos en la importancia de este factor debido a que es uno de los principales delatores de la viabilidad o calidad de un préstamo en línea.

Un préstamo de gran cantidad, pero con poco tiempo, es más un inconveniente que una solución. Asimismo, son muchas más íntegras las entidades que permiten a sus clientes cambiar los plazos en caso de ser necesario. De hecho, lo mejor es que no cobren cargos extra en caso de prórrogas o de decidir realizar una amortización por adelantado.

Hay entidades que te cobran más por decidir acortar el plazo del préstamo pagando las cuotas que restan antes de tiempo; pero las que son verdaderamente buenas no te exigen eso.

2 – Te atienden en todo tiempo

Cabe destacar que un servicio de calidad es uno que vela por su consumidor.

En los créditos en línea y los préstamos por internet, lo normal es que esta inquietud por el bienestar del cliente se manifieste, especialmente, a través de los intereses reducidos y los plazos extensos y flexibles, sin embargo, hay otro factor relevante y no es más que la atención al consumidor.

Las entidades admirables siempre van a tener agentes disponibles para cualquier consulta, duda o reclamación. Si hay algún inconveniente, si se desea renegociar el préstamo o incluso se busca algún complemento para este, siempre brindan personal para informar y ayudar en caso de ser necesario.

Tener referencias de un servicio de atención de calidad es buena manera de identificar a una buena financiera y, por lo tanto, a un buen préstamo.
Así es más viable pedir un crédito, aunque sigue distando de ser la solución ideal y definitiva para hacerle frente a cualquier deuda de dinero.

Tenemos que insistir porque, al final, un crédito no deja de ser una deuda que se debe pagar. Puede que lo ponga más o menos sencillo, pero en el fondo es realmente lo mismo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...