5 trucos para reunificar tus deudas ahorrando dinero

Hacer una reunificación de deudas puede ser positivo para tus finanzas si lo haces del modo correcto. Hoy te damos algunos consejos para lograrlo y ahorrar.

deudas

La reunificación de deudas es un proceso que puedes llevar a cabo por varios motivos pero generalmente se hace para mantener una determinada liquidez cuando se acumulan las deudas. Lo que ocurre con la reunificación de deudas es que se colocan bajo la misma denominación uno o más préstamos para conseguir que la cuota se reduzca ampliando el plazo de pago para poder asumirla más fácilmente. Aunque es algo totalmente recomendable si te ves un poco justo para llegar a final de mes, o si no llegas, lo cierto es que hay algunas pautas a seguir que te vendrán bien para lograr que sea positiva para ti.

Aunque probablemente si estás buscando solución a tus préstamos a través de una reunificación de deudas sea ya tarde para recomendarte algunos artículos sobre los problemas con los créditos, queremos hacerlo para evitar que te ocurra en el futuro. El primero que queremos mostrarte es un post que tiene que ver con los problemas del uso de las tarjetas de crédito. Por otro lado también quiero advertirte sobre las desventajas que tienen los minicréditos del mercado. En ese caso es recomendable que le eches un ojo a este artículo en el que descubrimos sus contras.

Cómo reunificar tus deudas para el mejor resultado

  1. Deudas agrupadas para pagar menos durante más tiempo: la agrupación de préstamos es una solución a largo plazo para reducir la cuota que pagas mensualmente pero hay que tener en cuenta que alargará la vida útil de la deuda que tienes. En ese sentido, te endeudarás por más tiempo y, por lo tanto, tendrás que asumir durante más año ese pago de la cuota.
  2. Reducción del interés a pagar: para reunificar tus deudas para el mejor resultado debes conseguir que el interés que vas a pagar sea menor que el que actualmente tienes en tus préstamos por separado. En caso de que no lo consigas deberías plantearte que quizás es mejor valorar otras opciones antes de la reunificación de préstamos, porque de este modo no será tan buena idea.
  3. Negociación con tu banco: negociar es la parte más importante de un proceso de reunificación de deudas. De hecho, deberías tenerlo presente para que tu entidad te ofrezca las mejores condiciones. Te recomiendo que antes de acudir a ella hayas revisado con otros bancos las alternativas que te ofrecen para poder hablar con conocimiento de causa y exigir que te ofrezcan una oferta mejor de la que te iban a plantear al inicio.
  4. Unificar préstamos similares: unificar deudas que sean similares entre sí es una buena idea para conseguir los resultados que te esperas en cuanto a tu financiación. La idea es que cuando haces una unificación de créditos que se parecen entre sí por sus importes, por sus cuotas y por sus comisiones es más sencillo que acabes consiguiendo mejores condiciones. No es que no se puedan reunificar préstamos de diferentes características, pero casi siempre se pierde más si se opta por esta vía que si tienes la posibilidad de unir aquellos que se parecen bastante entre sí.
  5. Eliminar comisiones unificando deudas: para reunificar tus préstamos y conseguir deshacerte de las comisiones que te cobrarán por no poder afrontar el pago es importante que conozcas bien la disponibilidad de dinero que tienes y cuáles son los préstamos que antes te interesa reunificar. Recuerda que los intereses de demora y las comisiones por descubierto pueden ser realmente elevadas con lo que resulta realmente importante no esperar a que se cumplan los plazos de pago. Si tienes problemas y reunificar es tu solución, hazlo cuanto antes porque el proceso de los pasos anteriores también te llevará un tiempo.

Obtener el mejor resultado en cuanto a la reunificación de deudas va a depender en gran medida de que sigas los pasos que te hemos mostrado anteriormente. Además, recuerda estudiar todas y cada una de las opciones en detalle porque podrían esconder en la letra pequeña condiciones que no te sean demasiado beneficiosas. ¿Ya has realizado alguna reunificación de deudas? ¿Cómo ha sido tu caso? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...