5 pasos a los que te enfrentarás con una mala situación económica

Aunque probablemente cada persona sea un mundo a la hora de enfrentarse a la problemática que sufre, casi siempre se repiten estas cinco fases cuando las finanzas domésticas no van bien.

crisis economica

Probablemente cuando hablamos de pasar una mala racha económica son muchas cosas las que entran en juego como consecuencias de ésta. De hecho, por lo general nuestro estado de salud, tanto el mental como el físico empeoran por ello. Hoy en A Fin de Mes queremos hablar del tema, haciendo referencia a los distintos pasos que habrá que pasar para enfrentarse a una mala situación económica. Y aunque ninguno de ellos te salvará del precipicio si no tomas medidas, la verdad es que conviene estar informado de ellos para asegurarnos que tenemos la información necesaria para enfrentarlos. Así que pasamos pues a ver esos 5 pasos a los que te enfrentarás con una mala situación económica.

  1. Shock y negación: la primera de las fases cuando en nuestro hogar se atraviesa una crisis económica no es de las más sencillas. De hecho, tendemos a entrar en un estado en el que negamos la situación y sobre todo en el que no queremos ver la realidad de lo que ocurre. Puede que la falta de previsión, la mala racha o ciertos inconvenientes que se te han cruzado por el camino sean los causantes de algo que de la noche a la mañana se ha convertido en el peor de tus males.
  2. Depresión: lo siguiente que va a ocurrir cuando superes ese miedo a aceptar lo que ocurre y a entender que las cosas tienen que cambiar para mejorar la situación de tus finanzas en casa es precisamente la depresión. Dependiendo de cada cual puede durar más o menos tiempo y ser más o menos profunda, pero lo que está claro es que será una de esas imprescindibles por las que pasar y que incluso requiere de tratamiento en caso de que no seamos capaces a superarla por nosotros mismos.
  3. Aceptación: tras los pasos anteriores, viene el que quizás sea el más importante. Aceptar la situación y las consecuencias que supone es fundamental para lograr los cambios que necesitamos para revertirla. De nada vale buscar culpables, ni tampoco escurrir el bulto, lo que importa en este caso es asumir lo que ocurre y plantearse soluciones en el corto y medio plazo que nos ayuden a salir de la actual situación.
  4. Análisis y conclusiones: tras aceptar que estamos pasando una mala racha, y superar la búsqueda de culpables, te encontrarás en una fase en la que el análisis de lo ocurrido y en parte también las conclusiones de por qué ha sido así serán los grandes protagonistas. Es por ello que esta, después de la anterior es de las más importantes. Dependiendo de lo bien que te desenvuelvas obtendrás mejores resultados y más efectivos para salir de esa crisis financiera que empezó por ser negada.
  5. Toma de acciones y fortificación: si has superado “correctamente”, por decirlo de algún modo, las cuatro fases anteriores es probable que para esta última tengas bastantes energías para poder iniciar una etapa de toma de acciones para corregir la mala racha y sobre todo, que se te planteen nuevas prioridades para prevenir desastres futuros como éste. Así, la mayoría aumenta las previsiones que puede necesitar sobre todo en el caso de fondos para imprevistos y ahorro doméstico de cara al futuro.

Aunque todas las fases por las que hemos hecho el recorrido de hoy en A Fin de Mes sobre 5 pasos a los que te enfrentarás con una mala situación económica pueden variar de persona en persona, por el tiempo que se permanece en ellas, tanto como por cómo se toman, la verdad es que es bastante habitual ver como las malas rachas financieras, y los imprevistos que de golpe abocan a la economía doméstica a los números rojos, las viven en su propia piel.

Está claro que en la actualidad no se viven tiempos fáciles, y menos todavía si tenemos en cuenta que no parece que se esté creando un empleo de calidad, mientras que son muchos los desempleados que se han quedado sin ningún tipo de subsidio. Eso, junto con la cada vez más extendida precarización del empleo, los problemas hipotecarios, y también los créditos al consumo y sus intereses, hacen que vivir una crisis que difícilmente vamos a poder superar si no nos proponemos cambios drásticos. Dependiendo de cada uno, la situación puede estar en uno u otro lado, pero está claro que hay que buscarla y sobre todo salir como sea de los números rojos evitando al máximo que estos nos afecten tanto a la salud física como a la mental.

En todo caso, si te sientes ya identificado con las fases a las que hoy hemos hecho referencia, sabes ya cosas para poder ir enfrentando a la situación desde el conocimiento. Y eso es también muy importante.

Imagen: Alan Cleaver

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...