5 errores muy frecuentes al presentar la Declaración de la Renta

Si estas ahora mismo intentando presentar tu Declaración de la Renta hay ciertas cuestiones que debes revisar a fondo porque se convierten en errores muy frecuentes. Hoy las analizamos todas.

renta

Ha llegado el momento de ponerse al día con Hacienda y la campaña de Renta 2015 ya ha empezado. Es muy probable que estés a vueltas con el borrador o que te encuentres pensando en pagarle a un gestor para que haga la declaración por ti. En realidad, este año la Agencia Tributaria estrena una herramienta con la que resulta mucho más sencillo hacer el trámite y que te recomiendo revises antes de pagar por ello. Sin embargo, si vas a hacerla tú hay ciertas cosas que debes considerar para que salga cómo debe ser y no pagues ni un euro de más.

Lo que vamos a hacer hoy es enumerar los que son los errores más frecuentes al presentar la Declaración de la Renta para que te fijes bien en no cometerlos y así evites pagar de mas. En realidad, en la mayoría de los casos hacen referencia a datos que no aparecen en los borradores porque generalmente Hacienda no los actualiza. Tendrás que modificarlos manualmente para poder beneficiarte de sus ventajas, pero verás en la simulación como la declaración te resulta más positiva.

Errores comunes en la Declaración de la Renta

Aunque la situación personal de cada cual va a influir claramente en la declaración, y dependerá si te encuentras o no en los casos que mencionaremos, te recomiendo que igualmente los revises a fondo. Está comprobado que la mayoría de declaraciones que se presentan y son desfavorables para el contribuyente se deben a estos errores. ¿Qué dices, te animas a hacer un checklist de comprobación antes de presentar la tuya?

  1. Cambios en la situación familiar: este año se han estrenado ayudas para mayores discapacitados y niños que forman parte de la unidad familiar. Tanto si ha habido defunciones como nacimientos en la familia debes proceder a incorporarlos en el borrador de Hacienda para que conste y para que puedas beneficiarte de las ventajas fiscales que resultan una novedad de este año.
  2. Aportaciones a planes de pensiones y similares: las aportaciones a planes de pensiones y productos asimilados son uno de los datos que no viene en el borrador y que puede suponerte grandes ventajas fiscales que no debes desaprovechar por un olvido. Ten a mano los datos e introdúcelos manualmente en la aplicación web para ver reducida tu base imponible por la que vas a pagar los impuestos. Recuerda que tras la modificación de la reforma fiscal el máximo a deducir serán los 8000 euros de aportación.
  3. Deducciones autonómicas: las deducciones autonómicas dependen de cada Comunidad Autónoma. Según el lugar en el que residas podrás aplicar unas u otras. Para estar seguro de que todo es correcto y no te has olvidado de nada te recomiendo revisar bien las que están disponibles en la tuya. Puedes hacerlo a través de la información de Hacienda, o consultando las webs oficiales de cada región. Recuerda además que la mayoría de las regiones han mantenido su deducción por alquiler de vivienda y si es tu caso, no olvides complementarla en la casilla correspondiente.
  4. Simulación declaración conjunta: cada situación familiar es muy diferente de la otra y es por eso que te conviene echar bien las cuentas en caso de que tengas derecho a hacer la renta de manera conjunta. Para ello, antes de presentar nada has de simular las dos opciones, por tributación individual y por tributación conjunta. Recuerda que ambas son válidas y que la Agencia Tributaria te permite presentar aquella que te sea más favorable sin que por ello estés incurriendo en ninguna falta.
  5. Deducción por vivienda: aunque el régimen actual ha eliminado la posibilidad de hacer deducciones por vivienda, solo afectará a aquellos contribuyentes que tengan contratos de alquiler firmados a partir de 2015 e hipotecas firmadas a partir de 2013. Los demás todavía se pueden seguir beneficiando de la deducción en la cuantía que proceda según el caso en virtud de una disposición transitoria.

En caso de que no estés obligado a presentar la declaración porque no llegas al mínimo exigido para ello, te recomiendo que hagas igualmente la simulación. En muchas ocasiones la declaración es negativa, es decir, te devolverán parte del dinero que has estado guardando en concepto de retenciones. Si no la presentas, literalmente perderás este dinero. Ten en cuenta que la simulación no consta a los efectos de Hacienda y que en caso de que te dé positiva, no tienes por qué presentarla porque no estás obligado.

¿Cometías alguno de los errores más frecuentes en la Declaración de la Renta de los que hemos hablado en el párrafo anterior?

Foto: Renta vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...