10 trucos para mejorar la economía de casa

Descubre como ahorrar y controlar un poco la factura con estos trucos increíbles que te ayudaran a tener mejor economia en tu hogar

10 trucos para mejorar la economia de casa

Usualmente los dueños de hogares procuran ahorrar en la mayoría de aspectos posibles, más que nada por cuestiones económicas, pero los beneficios de ahorrar desde todo punto de vista tienen múltiples ventajas: mejor administración del dinero, mayor limpieza, preservación de la comida, mayor durabilidad de productos y prendas, dieta más saludable, cuidado del ambiente, en fin, la economía del hogar tiene más que ver con las buenas decisiones y la planificación, que con la tacañería a la que llegan muchas personas.

El decálogo de la economía hogareña

Calcula tu presupuesto

La web ya dispone de herramientas para calcular tus cuentas diarias, semanales y anuales. Esto resulta bastante útil cuando no estás acostumbrado a contabilizar lo que tienes y lo que gastas, igualmente te dan sugerencias para recortar gastos y administrar mejor tu dinero. Pero si prefieres el método tradicional, saca lápiz y papel y anota cada dinero que recibes y que pagas. Cuando llevas un control de tu economía, esto te ayuda a determinar en qué estás gastando demás y qué cuentas debes pagar.     

Busca los mejores precios

Cuando estés buscando algún objeto para el día a día es primordial que camines un poco más y compares tamaños, precios, funcionalidad, así sabrás cuál es el mejor producto a comprar. Ten en cuenta que la economía se trata de compras beneficiosas en cuanto a calidad y costo, mientras menos debas pagar te da la posibilidad de comprar en mayor cantidad del producto por si lo necesitas luego.     

Siembra tus productos

Esta es una práctica que vale la pena intentar para mejorar tu economía, si bien no es sencilla pues cada planta tiene su periodo de germinación, ponerlo en práctica no requiere de mucho espacio. Puedes instarlo debajo del alfeizar de la ventana, junto a la puerta de la cocina, en el patio de casa, donde prefieras, lo importante es contar con algunas hierbas y las principales verduras o aquellas que prefieras y cuyas estén disponibles en tu localidad.

Hasta el final de los envases

Los productos cosméticos y de limpieza muchas veces creemos que se han terminado y los desechamos, sin darnos cuenta que en su interior aún hay contenido. Cuando ya no salga más crema o pasta dental por ejemplo, corta el envase a la mitad y descubrirás que en su interior aún hay producto. Si se trata de un líquido, por ejemplo shampoo o  un producto de limpieza, agrega agua para remover el fondo y uses hasta la última gota.

Inteligencia en la limpieza

Cada cierto periodo de tiempo lava tu ropa y limpia tu hogar a profundidad, esto ayudará a que no queden manchas sobre ninguna superficie conservando la calidad de los textiles, plásticos y demás objetos del hogar.  

Disminuye el consumo energético

Recuerda al salir de casa o de cualquier habitación, minimizar el termostato, apagar las luces, elegir inteligentemente los electrodomésticos para que se apaguen mediante temporizador o desconectarlos cuando salgas por un largo periodo. El uso de nuevas tecnologías también permite un mejor ahorro energético, reduce el consumo de agua, minimizas tu economía y a la vez, colaboras con el medio ambiente.

Escribe listas

Llevar un orden es sin duda una de las principales intenciones del ahorro, por lo tanto la economía no es solo números. Enumera las compras que necesitas hacer y procura hacer compras con tu estómago lleno, esto te evitará comprar por gula y de ser posible una sola vez a la semana. Estos tips han sido comprobados así que ponlos práctica.

Llena tu congelador

¿Sabías que cuando tienes el congelador vacío o con pocos productos estas empleando mayor electricidad? Un buen método para aplicar economía energética es guardar en los espacios vacíos de tu congelador bricks de bebidas usadas, pero llenos con agua, así se mantendrá el equilibrio energético habitual de tu electrodoméstico.

Las manualidades son tus aliadas

Aprender a realizar actividades por tu cuenta puede ayudarte solventar algunos gastos, por ejemplo aprender a coser te ayuda a recuperar algunas piezas que requieran un botón, arreglar un ruedo, cambiar un cierre, una pequeña costura y demás detalles pequeños. Aprende a usar una máquina de coser e incluso el corte de piezas, puede ayudarte a no gastar tanto en ropa.

Lo mismo aplica para el maquillaje, arreglos de uñas, tintes y peinados son actividades que puedes aprender por tu cuenta y hacerlo tú misma, evitando el gasto de ir a un salón de belleza que implicaría un gato mayor que algunas clases de belleza.

Reutiliza

Da una segunda oportunidad a ciertos productos y envases que podrían sacarte de apuros, por ejemplo: De una blusa vieja que ya no uses puedes cortar varios retazos y emplearlos para la limpieza. Los cepillos de dientes cuando ya estén deteriorados puede emplearlos para limpiar azulejos, rincones poco accesibles, entre otros. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...