10 errores que cometes en tus finanzas personales y tienen solución fácil

Mantener a raya el gasto no es una cosa fácil. Sin embargo, casi todos nos equivocamos en las mismas cosas. Toma nota de los errores que comúnmente cometemos en finanzas personales para evitarlos a toda costa.

salario

Las finanzas personales no pueden ir bien en tiempos de crisis. Esto es un hecho. Sin embargo, tampoco lo es menos que aún en tiempos de bonanza, no siempre gestionamos bien nuestro dinero. Aunque cada cual es libre de manejarlo como mejor le convenga, hay ciertos errores que impiden ahorrar a la mayoría de los que no siempre somos muy conscientes. Precisamente de todos esos fallos comunes con los que probablemente te sientas identificado te vamos a hablar hoy.¿Te animas a descubrir si todavía puedes exprimir un poco más tus finanzas personales?

En realidad, el listado de los 10 errores más frecuentes que se cometen en la gestión del dinero personal no son la única guía que debería servirte de base para lograr ahorrar más dinero. Por ejemplo, el artículo en el que te explicábamos hasta qué punto deberías dejarte o no aconsejar por tu entidad bancaria y el que tiene que ver con los gastos hormiga resultan realmente interesantes para lograr el cometido del ansiado ahorro. Pero si ya los has leído, entonces pasemos a lo que nos ocupa hoy que son casi como los 10 no-mandamientos para mantener unas finanzas domésticas saludables. ¿Te apuntas a ellos?

Cosas que sueles hacer y que no son positivas para tus finanzas personales

  1. No saber donde se va el dinero. Es quizás uno de los errores más frecuentes y más graves. Gastar sin saber cómo se ha gastado es la base para que todo lo demás salga mal. ¿El consejo? Llevar las cuentas o descargarse una aplicación para la gestión de las finanzas personales.
  2. Destinar dinero en exceso a cosas básicas que no lo son. Si pudieses calcular todo lo que te has gastado en un mes en comida -sobre todo si sueles ir de restaurantes- verás como las cuentas no cuadran tanto como tú pensabas. Optimizar el gasto es clave, pero para ello hay que saber cuánto se gasta.
  3. Pagar dos veces por lo mismo. tener dos seguros que en la práctica cubren las mismas cosas no es una buena idea. Como hemos explicado muchas veces en nuestro blog, es algo que nos podría permitir ahorrar mucho dinero porque además, en caso de que se de una causa que el seguro deba cubrir, solo la abonará uno de ellos.
  4. Comisiones de todo tipo. En el mercado hay cientos de productos idénticos o muy similares que tienen menores cargos para el consumidor. A la hora de analizar el gasto que tienes en comisiones, deberías comprobar que no haya otra empresa que te de lo mismo sin cobrarte.
  5. Pensar en la jubilación. Pensar en la jubilación es algo que pocas veces se hace a la edad que se debería. Muchos lo retrasan hasta bien entrada la década de los cincuenta. Si se planifica la jubilación desde los 30, no habrá problemas en el futuro. Cuánto más se espere, sobre todo por lo inestable del sistema, es más probable que se acaben por encontrar trabas o sustos.
  6. No tener fondos de emergencia. Aunque estés ahorrando para uno, de nada servirá si continuamente accedes a él. ¿De verdad siempre que has sacado dinero de ahí ha sido una emergencia real?
  7. No planificar la llegada de los hijos. Es otro de los problemas que se suelen afrontar. En realidad, los niños suponen un importante gasto para las familias, y es un gasto que se mantiene durante mucho tiempo. Planificarlo y planteártelo desde el punto de vista económico es fundamental para tus finanzas.
  8. Tener hábitos roba-ahorro. No importa el hobby que tengas, pero si supone un gasto de dinero y está totalmente fuera de control, merecería la pena que estudies ponerle límites.
  9. Olvidarte de las deducciones y de planificar tu carga fiscal. Otro de los errores comunes. No conocer la normativa puede hacerte perder mucho dinero. Lo mejor es informarse, sino, consultar con un asesor que te explique y haga las cosas por ti para que tus finanzas mejoren.
  10. Pagar y pagar. Endeudarse con la tarjeta de crédito e ir pasando de una deuda a otra no es una buena idea. De hecho, solo conseguirás que tus finanzas personales se debiliten aún más por el pago de intereses.

Como ves, se trata de errores muy comunes y muy fáciles de cometer. Sobre todo cuando hablamos de tiempos en los que los ingresos son más bien escasos, tu cabeza quiere olvidarse de todos los gastos que tiene, y reduce aquellos que le son más cercanos olvidando otros en los que quizás se va más presupuesto del que se debería ir. Conocer en qué gastamos es la base para optimizarlo todo y gracias a las muchas herramientas que existen para automatizar procesos es más que probable que todo ello se convierta en un juego de niños sin darte cuenta. ¿Has ya probado alguna de las apps que te permiten conocer los ingresos y gastos que tienes para optimizarlo todo?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...