1 millón de jubilados alemanes recurren a los minijobs para llegar a final del mes

Los conocidos como minijobs en Alemania vuelven a ser noticia porque se dispara el número de jubilados que deben recurrir a ellos para poder llegar a final de mes.

minijobs jubilados

Aunque desde hace un tiempo no están en las portadas de los diarios, sí que es verdad que en España se ha hablado mucho de los minijobs alemanes. Precisamente por el hecho de que van en aumento, y están dando más de un quebradero de cabeza a los jubilados que tienen que cubrirlos en su país. Hoy queremos ver qué está pasando con estos trabajos y la verdadera realidad a la que se enfrentan muchos pensionistas de Alemania.

En Alemania, el número de jubilados que trabajan tras cumplir la edad de su pensión, y que complementan el sueldo público con otros ingresos alcanza ahora la increíble cifra del millón. Probablemente fijarnos en lo que le ocurre al gigante europeo sirva para reflexionar sobre la situación de nuestro país. Hay que recordar que para diciembre de 2017 ya no habrá más dinero para cubrir las pagas extras de los pensionistas. Sin embargo, las cifras parecen demostrar que estamos a tiempo de darle la vuelta a la tortilla. 162.600 son los españoles jubilados que siguen trabajando según la última EPA. Todavía estamos muy lejos de las cifras alemanas.

Unos minijobs muy sexistas

Cabe destacar que el número de jubilados alemanes que han tenido que recurrir a los minijobs ha ido en aumento en los últimos años. La cifra del millón se ha alcanzado este año. Sin embargo, si analizamos un poco más a fondo las cifras nos damos cuenta de que no son demasiado igualitarias. De hecho, la mayor parte de los jubilados que recurren a estos trabajos con unas horas a la semana son mujeres. Precisamente se trata de este colectivo porque la mayoría decidió parar su carrera profesional para atender el cuidado de sus hijos. Todos esos años que no cotizaron han dejado sus pensiones en una clara desigualdad con respecto a la de jubilados varones.

Cómo son los minijobs

Como minijob se engloban toda una serie de trabajos que tienen en común una carga de horas muy por debajo de la jornada completa establecida y que generalmente cubre menos de la mitad de la jornada. La mayor parte de los jubilados que recurren a estas actividades se pasan unas pocas horas a la semana en puestos de trabajo que casi siempre están relacionados con el sector comercio y en el sector servicios. Precisamente en ambos se encuentra la mayor oferta de esta parte de contratos. Generalmente se trata de un pago de unos 400 o 500 euros que suponen un extra para llegar más cómodamente a final del mes.

¿Qué más está cambiando la falta de poder adquisitivo de las pensiones?

Sin embargo, el aumento de los jubilados que apuestan por tener un minijob en Alemania no es lo único que demuestra que el país no ha sido capaz de garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas. Más bien se demuestra en muchos otros aspectos que se están viviendo en un país que, como el resto de los europeos, tiene una pirámide de la población ya invertida.

Lo que también está ocurriendo es una emigración masiva de los jubilados alemanes hacia países en los que el nivel de vida les permite adaptarse mejor con su pensión pública. Al mismo tiempo, todos estos pensionistas tienen como rasgo común que su factura sanitaria suele ser más elevada que la media. Por lo tanto, los países que elijan como su nueva residencia deben tenerlo en cuenta a la hora de recibirles. Tendrán mayor poder adquisitivo que los pensionistas nacionales, pero también supondrán más gasto público en cuanto a los cuidados sanitarios que requieren.

Ya por último, para hacerse una idea de lo que supone envejecer en Alemania con una pensión baja, hay que prestar atención a los muchos jubilados alemanes que deciden cruzar la frontera a la hora de elegir una residencia en la que les cuiden y pasar los últimos años de su vida. El coste medio mensual que tendría una atención de este tipo en sus países asciende nada menos que a los 3250 euros. Si se habla de lo mismo, pero en Polonia, la de mayores prestaciones asciende a los 1250 euros. ¿Parece demasiado dinero como para no pensarse en cruzar la frontera, no?

Por último, en Alemania se puede obtener un dinero extra si se tiene dependencia según el grado que se haya declarado. En el máximo, si se reside en Alemania el importe de la ayuda asciende a los 1500 euros. Sin embargo, si se decide residir en el exterior baja a los 750 euros. Aún así, sigue resultándoles más rentable cambiar de país.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 2,38 de 5)
2.38 5 8
Loading ... Loading ...