¿Qué cubre la garantía de los productos de tecnología?

Casi todo el mundo sabe que los productos tecnológicos cuentan con una garantía legal de dos años desde su entrega, otra cosa distinta es que se conozcan los extremos que cubre esa garantía como los defectos de fábrica o por transporte, o las características erróneas o distintas del producto ofertado.

electronica consumo

Casi todo el mundo sabe que los productos tecnológicos cuentan con una garantía legal de dos años desde su entrega (no desde su adquisición), siempre y cuando la compra de dichos productos se haga a una empresa, a un profesional o a un comerciante en una tienda. Esta garantía no es aplicable si la compra se hace entre particulares. Si el producto es de segunda mano, el plazo de garantía es sólo de un año. La garantía ha de cumplirse aunque el vendedor no lo haya expresado de forma explícita.

Otra cosa distinta es que se conozcan los extremos que cubre esa garantía y que el consumidor se beneficie de ellos en caso de deterioro, fallo del artículo, o porque no se ajuste a lo acordado en la venta, dentro de ese periodo de tiempo. Por eso es bueno preguntarse qué cubre la garantía de los productos de tecnología.

Defectos de fábrica o por transporte

Si se recibe un producto defectuoso de fábrica o con defectos originados en el proceso de transporte, el consumidor tiene derecho a solicitar la reparación del producto, su sustitución, o una rebaja que compense los defectos o la totalidad del importe pagado, salvo el coste del transporte si lo ha habido.

Características erróneas o distintas del producto

También se puede ejercer el derecho de garantía cuando el producto no se adapte a la descripción indicada, su calidad sea inferior a la ofrecida, sus prestaciones sean menores o su instalación sea defectuosa, ya haya sido realizada por el vendedor o por el propio consumidor con unas instrucciones poco claras.

Ejercer este derecho sobre una reparación o sustitución será gratuito para el consumidor, sin que se le pueda cobrar el transporte, mano de obra o materiales.

Qué necesitas para presentar una reclamación

Lo normal es que el vendedor atienda tus reclamaciones, si se ajustan a lo pactado e indicado en la garantía, presentando la factura de pago del producto o el albarán de entrega; pero a veces los acuerdos pueden complicarse y, en ese caso, habrá que recurrir a la vía judicial.

Si no te queda más remedio que presentar una reclamación judicial, cuanto mayor sea la cantidad de documentos presentados mejor: la grabación de una llamada, un comunicado (carta o email) que confirme la compra, tickets, facturas o registros electrónicos del pago y, en general, cualquier documento que demuestre la compra y el día de la entrega, que marca el inicio de la garantía.

Si además el pago se realiza mediante transferencia bancaria o mediante tarjeta de crédito o débito se crea automáticamente un registro permanente que relaciona al comprador con la tienda o empresa en el que queda reflejado el día de la compra y el importe de la misma.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...