Prepárate para las entrevistas de trabajo del futuro ¡Llega la realidad virtual!

Las entrevistas virtuales para conseguir trabajo, con gafas 3D, avatares y nuevas tecnologías, ya están a la vuelta de la esquina. ¿Estás preparado para ellas?

Las entrevistas virtuales de trabajo ya están aquí

Hola, soy tu asesor virtual; buenos días, buenas tardes, buenas noches, depende de la hora a la que te conectes, porque aunque soy virtual todavía tengo algo de humano y no soy capaz de adivinarlo todo. ¿Te suena? El futuro parece que se llenará de frases como estas y aunque muchos lo ven como algo negativo, hay muchas ventajas a explorar.

No te asustes, no soy yo quien te va a entrevistar para asignarte un puesto de trabajo. Sólo pretendo ayudarte, darte algunos consejos de cómo enfrentarte al avatar (competidor mío, más avanzado) que será quien te ponga a prueba, virtualmente por supuesto: por su puesto, por el tuyo y por el mío, que con tanto avance también peligra.

Esto de las entrevistas virtuales llegará pronto España, ya se está poniendo en práctica en Inglaterra y Francia; si no pegan un salto y pasan de largo, los próximos en vivir esta experiencia serán tus compatriotas o paisanos. Se acerca el momento de decir adiós a las entrevistas de trabajo convencionales.

Cómo son las entrevistas en realidad virtual

No creas que son ese tipo de entrevistas que se hacen a través de la red, online, con cámara web (esas también las sé hacer yo), una de esas en las que si no cierras bien la puerta de la habitación te entra tu niña bailando, el pequeño en tacatá y tu pareja detrás gateando tratando de arreglar el desaguisado. O en las que a mitad de encuesta empiezan a sonar todos los aparatos que tienes programados, incluida la thermomix, que da un cantazo que no veas. No, te estoy hablando de entrevistas mucho más sofisticadas.

Por lo pronto te recomiendo que te coloques unas gafas 3D, de las que se pueden conectar a un móvil o a una consola de videojuegos, y practiques con ellas pues son con las que te van a hacer la entrevista; y esos bichos tecnológicos, mucho más inteligentes que yo, son capaces de adivinar hasta las veces que ya las has llevado puestas y si estas familiarizado con ellas.

De paso, mírate al espejo y comprueba qué peinado y atuendos combinan mejor con ellas, que la apariencia en lo virtual también importa. Si tienes algún cacharrito digital más, a mano, también te recomiendo que pruebes con ellos, porque probablemente te coloquen todo tipo de sensores, cámaras y auriculares.

¿Y qué quieres que te cuente de los avatares? No son la encarnación de Visnú, dios hinduista (no te asustes), son como yo pero más perversos, quiero decir que tienen tres dimensiones, pueden tomar forma de animales, dibujos animados, robots, incluso personas, pero que no te engañen, no lo son, son avatares. Precisamente los que te van a preguntar y a juzgar.

Cómo preparar una entrevista virtual

Ya te aviso que las posibilidades de este tipo de entrevistas son inmensas. Capaces de generar entornos virtuales tridimensionales, realistas o de fantasía, y de darle al usuario la sensación de estar inmerso dentro de él. Con gafas 3D, te enfrentarás a las cuestiones de los avatares, y tendrás que demostrar tus conocimientos prácticos en un mundo virtual.

Las lentes de las gafas ampliarán tu ángulo de visión y te meterán dentro de la escena, de modo que tendrás total libertad de movimiento. Serás capaz de trasladar objetos virtuales usando controles de movimiento, gracias a los guantes con sensores, cámaras de posicionamiento y auriculares, que también te habrán colocado y te permitirán andar dentro del escenario, tocar lo que allí se encuentre y escuchar los sonidos que se produzcan.

Pero la preparación de la entrevista en sí, no es muy diferente a la de las entrevistas convencionales. Siento defraudarte un poco en esto, pero tampoco te fíes mucho, ya te dije antes que los avatares eran un poco puñeteros, algo más que los humanos, y van a detectar tus inseguridades, tus “faroles” y todo tipo de triquiñuelas varias.

  1. Por eso mantén la calma en todo momento, la entrevista virtual no tiene por qué ser más complicada que cualquier otro proceso de selección, pero no es menos cierto que utilizar nuevas tecnologías, sobre todo si ya eres un poco carrocilla, puede generar un poco más de presión.
  2. Sé lo más sincero posible, cíñete al currículum que previamente hayas presentado, no exageres ni presumas de lo que realmente no sepas, las nuevas tecnologías lo van a detectar con mayor facilidad, sobre todo si te piden realizar pruebas virtuales.
  3. Piensa, que como en algunos tipos de tests, se introducen preguntas trampa o repetitivas, que parecen no venir a cuento, orientadas únicamente a evaluar la veracidad de respuestas del entrevistado. Habrá otras dirigidas a valorar tu capacidad de improvisación y de asumir retos o situaciones inesperadas.
  4. Presta atención al lenguaje no verbal, puedes ser muy sincero, pero si no dominas un poco este tipo de lenguaje te puede jugar una mala pasada; tus gestos, que son analizados al mínimo detalle, te van a delatar más de lo que crees. No se trata de simular ni de representar un papel, eso nunca, sino más bien de que gestos inesperados, por desconocimiento o nerviosismo, puedan dar de ti una imagen distinta a la tuya.

Nada de lo que te he indicado te evita el cuidar los modos normales de saber estar: mantener una postura erguida pero natural, y presentarte arreglado conforme la ocasión lo requiera, pero sin pasarte. Espero haberte podido ayudar y que te acuerdes de mí cuanto los avatares de la vida me hayan desplazado por completo. Si notas que sale un poco de líquido de la pantalla de tu ordenador, no te extrañes, será una lagrimita virtual mía, pero, por si acaso, llévalo al técnico a que te lo revise.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...