¿Cuándo es la mejor época para cambiar de móvil?

Si te planteas cambiar de móvil, te damos algunos consejos para elegir el momento más adecuado y beneficiarte del mejor precio.

moviles

Cambiar de móvil es algo bastante común con el abaratamiento de la tecnología y los constantes lanzamientos por parte de los fabricantes. Es cierto que muchos apuran el uso de sus terminales hasta que no dan más de sí. Pero también es verdad que muchos otros, prefieren cambiarlos antes para probar más cosas de esas que se reservan a los que han visto la luz más tarde en el mercado. Sin embargo, a la hora de ahorrar dinero en la compra de un smartphone ¿influye la fecha en la que lo compramos? En realidad sí que lo hace, y hoy queremos darte algunas pautas que te ayuden a dar en el clavo con el calendario para comprar el teléfono que quieres, pagando menos.

Como ocurre con el mundo de los viajes, planificar la compra puede permitirte ahorrar mucho dinero. Sin embargo, para conseguir ese ahorro de dinero, hay que contar con cierta flexibilidad, o adelantarse mucho en la reserva. Aunque no sucede exactamente lo mismo en el mundo móvil, la dinámica es similar. Para ahorrar dinero en la compra de un móvil hay que considerar tres cosas: huir de los lanzamientos, apostar por terminales a mediado ciclo, y la compra cuando se presenta el dispositivo que les sustituye en el mercado.

Huir de los lanzamientos

Querer un móvil nuevo recién presentado significa tener que pagar el precio que nos marca la compañía por ser “salido de fábrica“. Evidentemente, si lo quieres ya, y quieres ser el primero en tener ese teléfono, poco se podrá hacer para ahorrar. Más allá de estar atentos a promociones como las que puntualmente lanza LG y que permiten el ahorro, habrá que pagar el precio completo. Esta es una opción totalmente desaconsejada, aunque como se suele decir, si el ahorro no te importa, el cliente siempre tiene la razón.

A media carrera en el mercado

La mejor apuesta para quienes quieren un móvil de esos sacados del horno es esperar a la mitad de su ciclo de vida como nuevo. Es decir, más o menos seis meses justo después del anuncio oficial hecho por la compañía. Hay que tener en cuenta que por la fuerte competencia, son muchas las empresas que optan antes de esta fecha por rebajar sus teléfonos, y que la rebaja media puede estar entorno a los 200 euros para los terminales de gama más alta. Particularmente creo que es una de las mejores opciones, ya que es un buen dinero el que nos ahorramos, y la garantía de que el terminal es todavía muy nuevo nos compensa a la hora de sacarle partido. Si además tenemos en cuenta que muchas innovaciones vendrán por las actualizaciones de los sistemas operativos, todavía hay más razones para pensar que vale la pena decantarse por esta opción.

Si te has decidido, te recomiendo revisar bien el precio tanto en tiendas online como offline a partir de los 3 meses de estreno del terminal concreto en el mercado. De ahí en adelante, el precio siempre baja, aunque dependiendo del modelo lo hará en mayor o menor medida.

Esperar a la renovación

La otra opción, sobre todo para los que tienen paciencia y no les importa comprar un terminal que ya tiene sucesor conocido es la de esperar a que presenten el que le sustituye. Generalmente, las actualizaciones no incluyen tantas novedades como para que compensen por precio a todos los usuarios, y solo los más geek podrían repensar esta propuesta. Así que si ya sabes cuál es el teléfono que quieres, empieza a contar en el calendario desde la fecha en la que sabes que se lanzó, 365 días. Esa será más o menos, la fecha de la nueva presentación. En cuanto esté en las tiendas, e incluso antes, de forma automática, todos los negocios rebajarán su precio. Saben que viene algo nuevo, y no se quieren quedar con stocks de lo antiguo.

Como ves, no es realmente difícil tener el truco del ahorro en la compra de terminales móviles. Basta solamente con tener un poco de paciencia, y en ocasiones, adaptarse a un teléfono que no es el más flamante en cuanto a novedades. Si sigues estos consejos, podrías gastarte mucho menos en un teléfono, y quizás de ese modo te será más simple conseguir un terminal fuera de las condiciones de permanencia de las operadoras. Sobre este tema, pregunta siempre por la financiación, ya que en ocasiones, existen planes de pago a plazos sin ningún tipo de interés para el consumidor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...