Cómo tener una Smart TV sin gastarte dinero en una tele nueva

Las Smart TV están de moda, y aunque su precio se haya reducido, siguen siendo una inversión importante. Hoy te contamos cómo puedes conseguir convertir tu vieja tele en una de ellas.

smart tv

La electrónica de consumo es uno de esos sectores en los que parece que todo avanza realmente rápido. De hecho, un ordenador de los más actuales puede quedarse ya como desactualizado en un plazo muy corto de tiempo. Ni hablar de los móviles, que cada año se renuevan dejando al anterior como un terminal interesante, pero que ya tiene restricciones en cuanto a su uso con aplicaciones. Hoy vamos a hablarte del mundo de los televisores que también han sufrido importantes cambios en los últimos tiempos. Ahora los que se llevan son las pantallas planas casi sin borde y con Smart Tv.

Aquello del Smart Tv no es más que una conexión directa a internet en base a distintas aplicaciones nativas que vienen con los TV y que te permiten acceder a un montón de contenidos extras o disfrutar de una navegación en la gigantesca pantalla para descubrir las cosas que te gustan. Pero, la realidad es que pese a su reducción de precio respecto al lanzamiento, siguen siendo una importante inversión para muchos hogares. Es precisamente por ello que hoy queremos hablarte de alternativas en caso de que no encuentres el chollo ideal en el Black Friday. Hoy te contamos cómo puedes hacer para convertir tu viejo televisor en uno con Smart TV.

Accesorios para convertir tu tele en una Smart TV

Los accesorios que te mostramos a continuación se conectan a tu TV a partir de los conectores que te indican los fabricantes y también a tu línea de internet. A partir de ahí, te ofrecen una interfaz propia, que puede basarse en Android, en iOS, o en otros sistemas relacionados con la cual vas a poder navegar por la red y acceder a una serie de aplicaciones que ofrecen contenidos en línea. Algunas de esas aplicaciones requieren un pago mensual como suscripción. Éste es el caso de la famosa Netflix que ya se puede disfrutar en España como te habíamos adelantado.

  • Apple TV: se trata del accesorio propio de la compañía de la manzana para convertir tu TV en una Smat Tv y presumir de un montón de aplicaciones con las que acceder a contenidos, divertirte y jugar. De hecho, dentro del catálogo disponible en la App Store encontrarás un montón de opciones. Aunque no es el accesorio más económico, sí que es cierto que su diseño es muy funcional y ofrece extras que no tienen otras opciones. Su precio está entre 79 y 169 euros dependiendo si eliges el modelo nuevo o el antiguo.
  • Google Chromecast: si tu terminal es Android, puede que te sientas más cómodo con este accesorio oficial del buscador que rueda precisamente con este sistema operativo. Aunque  la función no es la misma que el anterior, ya que en este caso reproduce solamente lo que hay en la pantalla de tu teléfono o tableta. Es una de las mejores opciones del mercado por su calidad-precio y por tener la posibilidad de acceder a actualizaciones muy rápidamente al tratarse de un producto sin interfaces adicionales. Su precio actual es de 39 euros.
  • Microsoft Wireless Display Adapter: la alternativa de Microsoft ofrece un accesorio muy similar al que te planteamos anteriormente, aunque en este caso su precio es superior ya que cuesta 60 euros.
  • Los sticks HDMI: es muy probable que en tiendas como Amazon hayas visto una especie de pinchos que se identifican con este nombre. En realidad, se trata de una de las mejores opciones y que menos espacio ocupan para convertir a tu TV en un verdadero Smart TV que va mucho más allá de eso. Al conectar este pequeño aparato, tu tele se transformará en un ordenador y por lo tanto, podrás hacer casi de todo. El precio de estos accesorios depende de las ofertas y las marcas. Los más económicos cuestan a partir de 60 euros.
  • TV Box: se trata de un accesorio que es como una tableta pero en formato caja. Lo que hace es utilizar el mismo sistema de Chromecast, aunque tú no navegarás en la tablet o en el móvil, sino directamente a través de este aparato. Es la mejor opción para los que no quieren complicarse y quieren acceder a todos los contenidos que tienen en dispositivos móviles pero directamente desde la tele. Sus precios varían mucho en función de los fabricantes pero parten de los 50 euros.

Como ves, si quieres presumir de una Smart TV no es realmente necesario comprarse una y jubilar a la tele de casa. De hecho, es posible convertir a la tuya de esta forma más fácil. ¿Con cuál de estas opciones te quedas?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...