¿Cómo reclamar la garantía de un producto nuevo?

Si el producto sufre daños no causados por el usuario en los dos años desde la fecha de su compra se tiene derecho a la devolución total del importe o a que este sea reparado o remplazado por un nuevo

garantía electrónica

Hace no mucho estuvimos hablando en nuestro blog de ahorro sobre las garantías que tienen bienes nuevos y usados. Y aunque supongo que ahora ya conocéis el tema y que no vais a caer en trampas de grandes compañías como por ejemplo Apple en la que se ofrece un año de garantía, más dos extra pagando un plus, cuando en realidad por ley corresponden dos. Precisamente por ello, hoy te vamos a contar lo que necesitas y los pasos a seguir en caso de que hayas tenido problemas con la última compra de un dispositivo o de cualquier producto nuevo, porque a veces, aunque sabemos tener razón, no siempre es fácil que nos la den.

¿Cómo reclamar la garantía de un producto nuevo?

Para reclamar una garantía hay que tener en cuenta varias cosas antes de presentarse en la tienda. Lo primero es que el producto ha de estar dañado de fábrica, es decir tu no deberías haber hecho nada que dañase su funcionamiento, ya que sino, no lo cubre. A ello hay que sumar que tienen que haber pasado menos de dos años en el caso de un producto nuevo, y de uno, de un producto de segunda mano comprado en tiendas.

Si cumples todos estos requisitos lo que tienes que hacer es presentarte con el producto, a poder ser con su embalaje original y con la factura o ticket de compra que te dieron al comprarlo. En realidad, no es necesario que te sellen la garantía del producto en la tienda, con el ticket y la fecha de compra es más que suficiente para poder hacer la pertinente reclamación.

Por lo general, todos los productos se deben llevar a la tienda en la que los has comprado. Si esa tienda ha cerrado entonces i puedes contactar al fabricante, así como en el caso de que hayas cambiado de domicilio y no puedas acercarte. Para contactar al fabricante, acude a su web o llama al número de atención al cliente para explicarle tu caso concreto y que te indiquen a dónde tienes que llevarlo, mandarlo y los procedimientos a seguir.

Recuerda que tienes siempre derecho a recibir el artículo reparado sin ningún otro problema técnico que pueda tener. En caso de que no se pueda reparar, tendrás entonces la opción de que lo sustituyan por uno nuevo o te devuelvan el dinero. Todo dependerá si el producto tiene repuestos, si es fácil de arreglar o si a la marca le compensa.

Imagen:  Silveira Neto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...