Tipos de becas para estudiar en el colegio: Infantil, Primaria y ESO

Las becas que concede el Ministerio de Educación a enseñanzas básicas tienen importes mucho más contenidos que las de universidad. Pero pueden ser de gran ayuda para los padres. Hoy descubrimos su funcionamiento.

becas colegio

Las becas para estudios básicos son mucho menos conocidas que aquellas que se otorgan para realizar estudios universitarios. Sin embargo, en época de crisis conviene conocer a fondo los requisitos que se requieren para optar a una, así como a su funcionamiento. Es cierto que el Ministerio de Educación no resulta tan generoso porque entiende que los niños más pequeños no afrontan los mismos gastos que los que acuden a la escuela superior y porque existen ayudas particulares de los propios colegios, ayuntamientos y comunidades que permiten aumentar la renta disponible para familias con pocos recursos.

Las becas que se otorgan para los estudios básicos de Infantil, Primaria y ESO incluyen conceptos como matrícula, cuando la hay, comedor y transporte. Sin embargo, para optar a cada uno de ellos se debe justificar que el menor los utiliza efectivamente. En muchos casos, la familia no tiene derecho a transporte por encontrarse muy cerca del centro, o por llevar al niño en su coche particular. Es entonces cuando no se puede solicitar ese complemento, aunque en realidad sí exista un gasto como tal.

Los requisitos que hay que cumplir para solicitar las becas del Ministerio de Educación para estudios básicos son muy similares a las que se exige en el caso de los universitarios, al menos en cuanto a las cuantías económicas que se requieren. Hay que tener en cuenta que las familias con menos recursos van a tener siempre prioridad sobre aquellas que tienen más dinero a su disposición. Esto quiere decir que ante determinado presupuesto, puede que alguien que sí cumpla las condiciones no tenga derecho a beca durante un año concreto por haber más solicitudes con más necesidad por delante de él. En todo caso, para evitar problemas con los alumnos y excesiva competitividad, hasta la ESO no se exige ningún requisito académico para tener derecho a beca. A partir de ahí, si se solicita una nota media que computa para la ayuda económica, además de un número mínimo de asignaturas aprobadas para no perderla.

Recuperación de la ayuda a los libros de texto

Mucho se debatió con la entrada en vigor de la reforma educativa acerca de la necesidad de disponer de las ayudas a los libros de texto que fueron suprimidas en su momento. Este curso escolar se han recuperado, junto con algunas subvenciones de carácter autonómico. Sin embargo, al igual que ocurre con las becas de educación, no siempre se accede al dinero al empezar el curso escolar, y son los padres los que deben adelantarlo hasta percibir efectivamente la ayuda. Esto es un grave error de la Administración y una práctica que en otros países cambia completamente dejando claro cuánto se otorgará y poniéndolo a disposición de los beneficiarios al inicio del curso, para que no existan problemas de liquidez. De momento, en España, toca seguir con un modelo nada práctico para las familias. Sobre todo para aquellas que viven más al día.

Ayudas complementarias

Por lo pequeñas que resultan las cuantías de las becas de educación básica, es recomendable que aquellos padres que tengan hijos en edad escolar soliciten otras ayudas complementarias que se pueden publicar en el ayuntamiento propio, a través de servicios sociales; o en la propia escuela. En ocasiones, también las propias Comunidades Autónomas publican bases a las que acogerse para obtener dinero para la educación de los niños o subvenciones que permiten cubrir los costes de ésta. Sin embargo, para enterarte de ellas, debes estar siempre atento a sus webs o consultarlo directamente porque no están abiertas durante plazos demasiado amplios y es corriente que se te puedan pasar antes de solicitarla.

Al mismo tiempo, muchos centros han tomado cartas en el asunto por la grave crisis que atraviesan muchas familias españolas. De ese modo, resulta bastante habitual que el intercambio de libros o la cesión de materiales de segunda mano se encuentre activa en aquellos colegios en los que los padres con menos recursos encuentran serios problemas para enfrentar la vuelta al cole. Si es tu caso, lo mejor es que lo consultes directamente con el director o con los profesores, ya que las soluciones directas suelen aplicarse mejor a escala pequeña.

¿Tiene el colegio de tu pequeño algún tipo de ayuda o incentivo para paliar las consecuencias de la crisis en el material escolar?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...