La técnica del regateo

regateo

En la mayoría de tiendas de nuestro país no es posible practicar el regateo, pero sí es algo más normal en otros países, como China, Marruecos o Turquía. En España, podemos adquirir productos más baratos, gracias al regateo en algunos mercadillos.

Se trata de ver un producto, el vendedor te da un precio que tú consideras caro e intentas rebajarlo al máximo hasta llegar a un acuerdo común.

La cosa tiene truco porque debes mostrarte muy interesado con el producto en cuestión y que te lo quedarás como sea, pero no a cualquier precio. Esta técnica llega a agobiar muchas veces si no cierras el acuerdo deseado con el vendedor. Normalmente, el vendedor partirá de un precio bastante caro (pongamos 60 euros por una vestido hecho a mano) tú debes decir que lo quieres muy por debajo del precio que realmente deseas, por ejemplo partir por 15 euros.

Efectivamente, el vendedor lo encontrará un precio ridículo hasta que tu subirás un poco, 20 euros, y luego 30 euros, que es el precio deseado y el que el vendedor finalmente accederá a darte. Puede resultar algo divertido, cuando consigues auténticas gangas (en Berlín un bolso de piel granate algo vintage y pequeño, con alguna tara) salió finalmente por 3 euros, cuando el precio de partida era de 8 euros. Es el arte de regatear.

Foto: SXC

En A fin de mes: Ahorra comprando en rastros y mercadillos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...