El boca a boca para los libros de texto supone un ahorro de cara a septiembre

Las familias seguimos haciendo cuentas y malabarismos para llegar a fin de mes y, sobre todo adelantarnos a los gastos fijos que supone la educación y cada vez son más las alternativas que surgen para ahorrar muchos euros.

Seguramente si tenéis hijos en edad escolar estáis ya reservando los libros de texto en algún hipermercado o librería habitual y si bien éstas dan facilidades de pago y financiación flexible. Hay que tener en cuenta que es un gasto extra que quizás no se pueda afrontar, porque la realidad es que cada vez hay más familias que no llegan a fin de mes y eso sin contar que no vemos la luz al final del túnel.

Por todo ello, cada vez salen más estrategias y alternativas que poco a poco se está poniendo de ‘moda’, y es el intercambio de libros de texto, algo que se está haciendo desde que finalizó el curso y que se extiende hasta septiembre. Ya que es un gasto fijo que en pocos meses supondrá una gran soga para la economía familiar.


Por un lado están las donaciones de libros de textos que este año se ha implantado en muchos colegios mediante la Asociación de padres y por otro lado, está el boca a boca, una tarea que comenzó a finales del mes de junio con la búsqueda de los libros necesarios para el próximo curso con personas que los donan o prestan. Evidentemente es un tipo de ‘trueque’ porque la mayoría intercambia libros de un curso por otro con una antigüedad de cuatro años, y aunque parezca una tontería, muchas familias consiguen parte de los libros.

Mediante conocidos del colegio o mediante los amigos, los hijos son los encargados en estos casos de ir buscando e intercambiando los libros de texto. Hoy en día contamos con una gran herramienta que es internet y las redes sociales. Con poner un evento o anuncio os sorprendería saber la cantidad de personas que utilizan la red para estos medios.

También es verdad que en muchas ciudades se ha implantado asociaciones sobre todo de vecinos, indicadas exclusivamente para el intercambio de libros que estén en buen estado y sirvan para el próximo curso escolar allí podemos encontrar todo un ‘rastro’ de libros para encontrar los que necesitamos a la vez que llevamos los que nosotros ya no usamos.

Imagen | manuelfloresv

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...